Economía

Aseguradoras deben atender riesgos derivados de ciberdelincuencia

Francisco Oliveros, CEO de RSA Seguros México considera que las aseguradoras deben enfocarse en ofrecer servicios que protejan a sus clientes de la ciberdelincuencia, más que en las coberturas de productos tradicionales.
Yuridia Torres
14 abril 2016 14:32 Última actualización 14 abril 2016 14:51
Hacker. (Bloomberg)

Hacker. (Bloomberg)

Los ataques cibernéticos, robo de identidad y afectaciones reputaciones son factores que a las empresas ya les preocupan más que un terremoto o incendio, lo cual abre un nuevo nicho de mercado para el sector asegurador, informó Francisco Oliveros, CEO de RSA Seguros México.

El directivo de RSA, que recientemente fue adquirida por Suramericana, destacó que la exposición al riesgo de ataques vía medios tecnológicos que tienen las empresas grandes en el país, es una oportunidad para que las aseguradoras ofrezcan productos que den protección ante eventos relacionados con ciberataques, los cuales puede sacar del mercado incluso al negocio más robusto.

“El sector asegurador debería estar enfocado en generar alternativas para proteger a estos clientes de los nuevos riesgos más que en las coberturas de productos tradicionales. No digo que un huracán, un terremoto o un robo no sean importantes, pero con el avance de prevención que tenemos entre los asegurados, son riesgos que se han controlado cada vez más”, destacó Francisco Oliveros.


Agregó que actualmente las grandes empresas ya tienen programas de prevención de desastres, de recuperación de siniestros tienen identificado quién puede maquilar en caso de que se requiera, hay opciones, sin embargo para riesgos reputacionales, ataques cibernéticos, robo de información o inconvenientes legales la exposición sigue siendo alta.

Según la empresa Symantec, especialista en software para seguridad informática, en 2015 la ciberdelincuencia tuvo un costo para el país de 101 mil 400 millones de pesos, 13 veces más que lo obtenido por fraudes bancarios un año previo.

Ha vulnerado a cinco de cada seis empresas en México y se estima que el 40 por ciento de los 54 millones de mexicanos conectados ha sido víctima de un ciberataque, por lo que ya se considera el segundo delito más grande del país, sólo detrás del narcotráfico, de acuerdo con Alestra.

: