Economía

Arrecia competencia en
la banca por clientes de tarjetas de crédito

Afectadas por un mayor uso de dinero en efectivo y otros préstamos, instituciones bancarias del país buscan atraer a tarjetahabientes de otros bancos con menores tasas de interés.
Jeanette Leyva
07 abril 2016 23:54 Última actualización 08 abril 2016 5:5
tarjetas de crédito

La competencia por el traspaso de saldos en tarjetas de crédito de otros bancos apenas empieza. (Bloomberg)

El menor uso de las tarjetas de crédito por parte de los usuarios de la banca ha hecho que las instituciones se enfoquen en atraer a los clientes de otros bancos, que ya tienen deudas en sus plásticos, ofreciéndoles menores tasas de interés.

La competencia en ese segmento por el traspaso de saldos en tarjetas de crédito de otros bancos apenas empieza, reconoció Héctor Grisi, director general de Grupo Financiero Santander.

“Es un poco de cambio de la cultura del consumidor que ahora ve cómo pagar de forma más cómoda y entiende las ventajas de tasas más bajas, el crédito al consumo crece en tarjetas de forma difícil, apenas de tres a cuatro por ciento en el sector, por ello los bancos están ofreciendo el traspaso”, mencionó el directivo.

Por ello, estimó que así como hay actualmente una competencia intensa en el traspaso de créditos hipotecarios, también se verá una amplia lucha en el segmento de tarjetas.

“Después de la movilidad hipotecaria, viene la de traspaso de saldo de tarjetas de crédito, pero también del saldo de tarjeta de crédito a crédito personal”.

Santander ofrece por una tasa de interés fija anual de 16.9 por ciento por cambiar la deuda con ellos y pagarla a 13 meses, aunque la promoción varía de acuerdo a los clientes.

Marcos Ramírez, director general del Grupo Financiero Banorte, explicó que hay una amplia competencia en el traspaso de saldos en tarjetas de crédito, cómo lo hay en hipotecas.

Esto dijo porque “era muy importante para los clientes la movilidad y ahora es un negocio más de los bancos”. Indicó que para retener a sus clientes, las instituciones bancarias también tienen que trabajar en catalogar a cada uno de sus usuarios y con base en ello ofrecerles servicios y tasas de interés diferenciadas, como ya lo hacen en Banorte.

MAYOR COMPETENCIA EN TARJETAS

En opinión de Jorge Sánchez, economista investigador de la Fundación de Estudios Financieros (Fundef), la baja en el uso de los plásticos explica en parte el hecho de que los bancos busquen a clientes que ya tienen un historial positivo para aumentar su cartera crediticia y tratar de volver a reactivar este tipo de financiamiento, el cual ha caído con la llegada de los créditos personales y de nómina, aunque también esta práctica refleja la competencia que hay en el mercado.

“Esto se da en el contexto de que con la reforma fiscal se frenó el uso de la tarjeta de crédito, que sumado al crecimiento en el crédito por nómina, son factores que impactaron el uso de la tarjeta de crédito, por lo que los bancos se encuentran en una dinámica de mucha competencia por atraer más clientes y por la búsqueda de opciones para reactivarla”.

Eduardo Messmacher, director ejecutivo de la Red de Sucursales de HSBC México, explicó que la línea revolvente en tarjetas de crédito tiene generalmente tasas de interés elevadas, ya que están diseñadas para financiarse en periodos cortos de un mes o más, no de largo plazo, por lo que se han centrado en ofrecer la opción a clientes de otros bancos de cambiarse para pagar hasta 50 por ciento menos de intereses.

Ofrecen transferir el saldo de otras tarjetas de crédito o tiendas departamentales con una tasa de interés fija anual desde el 18 hasta el 24 por ciento y liquidar el total de la deuda en un plazo que puede ser 6, 12 ,24 o 36 meses.

Por su parte, Banamex ofrece una tasa de interés de 16 por ciento enla transferencia de deuda de otros bancos, a plazos desde los 12 meses, muy por debajo de las tasas que maneja para sus clientes, de 24.8 hasta 46.8 por ciento.

ECONOMIA_tarjetas_credito_web