Economía

Arrasan las ventas al exterior de industria

Las bajas ventas de la industria automotriz impactaron en las exportaciones mexicanas, las cuales tuvieron una caída de 8.2 por ciento anual en marzo de 2016, la mayor contracción en seis años y medio, de acuerdo con datos del INEGI.
Jassiel Valdelamar
26 abril 2016 23:57 Última actualización 27 abril 2016 5:5
armadora

Las bajas ventas del sector automotriz fueron un factor que generaron una caída de las exportaciones mexicanas. (Bloomberg)

Las exportaciones mexicanas registraron una caída de 8.2 por ciento anual en marzo, en las cifras desestacionalizadas, ante el fuerte descenso en las ventas al exterior del sector manufacturero, principalmente de la industria automotriz.

Dicha contracción fue la de mayor magnitud en seis años y medio, de acuerdo con los registros del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). Las exportaciones manufactureras se desplomaron siete por ciento anual, mientras que las de la industria automotriz lo hicieron en 13 por ciento; en ambos casos fueron sus peores cifras desde 2009.

“Esperábamos que se diera un incremento de la producción manufacturera, lo cual hasta el momento ha sido decepcionante. Hemos visto que se ha mantenido relativamente deprimida y el dato de exportaciones es básicamente un indicador más de que la manufactura no termina de levantar cabeza”, dijo a El Financiero Steven Palacio, economista de JP Morgan.

El especialista indicó que este no es un fenómeno que esté afectando sólo a México, sino que es una tendencia global, pues los indicadores de pedidos manufactureros (PMIs) de Estados Unidos, Japón y la zona euro, mostraron un retroceso en abril. De hecho, en Estados Unidos el PMI manufacturero retrocedió a 50.8 puntos, siendo este su nivel más bajo desde los datos disponibles en 2012.

FOCOS
Ventas clave. El valor de las exportaciones manufactureras sumó 28,281 millones de dólares en marzo y representaron el 90% de las ventas totales al exterior de mercancías mexicanas,

Automotrices. Las ventas de la industria automotriz totalizaron 9 mil 556.4 millones de dólares y equivalen a una tercera parte de las manufactureras.

Pierden peso.El envío de productos petroleros al exterior tuvo un valor de 1,274.4 millones de dólares y fue superado por el sector agropecuario, con 1,581.4 millones.

Superávit. La balanza comercial arrojó en marzo un superávit de 155 millones de dólares, pero en el trimestre registró un déficit de 4,011 millones.

“Siendo Estados Unidos el principal socio comercial de México, esa debilidad se está reflejando en los datos para México. No se ve tan claro que la manufactura esté repuntando como nosotros estaríamos esperando”, agregó.

PREOCUPANTE UNA MAYOR CAÍDA
Las exportaciones manufactureras se contrajeron por tercer mes consecutivo y eso hasta cierto punto es preocupante, consideró Palacio.

“Si ponemos juntos los tres últimos datos de las exportaciones manufactureras en México, las cuales han mostrado tres contracciones consecutivas en términos mensuales y agregamos el hecho de que el PMI manufacturero de Estados Unidos mostró un retroceso en abril, no se ve claro que la manufactura vaya a acelerarse en el corto plazo y eso es una fuente de riesgo”, mencionó.

Carlos Capistrán, economista en jefe para México de Bank of America Merrill Lynch, dijo que confía en que la depreciación del tipo de cambio revertirá la debilidad de los envíos al exterior, no solo del sector automotriz, sino de toda la parte manufacturera.

El reporte de balanza comercial del INEGI destalló que el valor de las exportaciones de mercancías en marzo del año en curso fue de 31 mil 562 millones de dólares, de los cuales mil 274 millones de dólares fueron de mercancías petroleras. Con estas cifras, los envíos de mercancías petroleras registraron una caída de 39.9 por ciento anual.

“Sabemos que la producción de petróleo en México seguirá disminuyendo. El gobierno anunció que espera una disminución de 6.5 por ciento, pero nosotros creemos que hay riesgos de que esa caída pudiera ser mayor, lo que generaría menores exportaciones petroleras en el futuro”, dijo Capistrán.

Sin embargo, aseguró que espera que este riesgo se vea disminuido por un incremento de los precios internacionales del petróleo a finales de año, por lo que podría haber un rebote de los precios de la mezcla mexicana en 2016 que los ubique por encima de40 dólares por barril.

En esta misma línea, Luis Adrián Muñíz, subdirector de análisis económico de Vector Casa de Bolsa, espera que la balanza comercial a lo largo de todo este año se vea persistentemente afectada por las actividades petroleras, y que las exportaciones manufactureras mantengan debilidad, en tanto el sector secundario de los Estados Unidos no se recupere del todo.

Si bien la balanza comercial de marzo presentó un saldo superavitario de 155 millones de dólares, mejor al esperado por el mercado (déficit de 250 millones según la encuesta de Bloomberg), ésta acumuló un déficit de cuatro mil 11 millones de dólares en el primer trimestre del año, la mayor cifra negativa desde 1994 para un periodo similar.

El mercado externo registró una mayor contracción en marzo, ante el debilitamiento que se reporta en la actividad manufacturera en Estados Unidos