Aprueban en Nebraska la ruta para el oleoducto Keystone XL
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Aprueban en Nebraska la ruta para el oleoducto Keystone XL

COMPARTIR

···
Economía

Aprueban en Nebraska la ruta para el oleoducto Keystone XL

Los reguladores de Nebraska votaron a favor eliminando el último gran obstáculo que enfrentaba el proyecto respaldado por Trump. Se aprobó una alternativa que podría ser más difícil y costosa de construir. Venezuela y México aumentan el atractivo del Keystone XL.

Reuters
20/11/2017

LINCOLN/WASHINGTON. Los reguladores de Nebraska votaron este lunes a favor de aprobar la ruta del oleoducto Keystone XL de TransCanada Corp a través del estado, eliminando el último gran obstáculo normativo que enfrentaba el retrasado proyecto que cuenta con el respaldo del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Los reguladores de Nebraska votaron a favor eliminando el último gran obstáculo que enfrentaba el retrasado proyecto respaldado por Trump. Se aprobó una alternativa que podría ser más difícil y costosa de construir.

La decisión por tres votos a favor y dos en contra de la Comisión de Servicios Públicos de Nebraska despeja el camino para unir a las arenas bituminosas de Alberta, Canadá, con refinerías en Estados Unidos, pero enfrentaría demandas en tribunales que dicen que el proyecto es un riesgo ambiental.

La aprobación de la comisión no fue por la ruta preferida por TransCanada, sino por una alternativa levemente más extensa que podría resultar más difícil y costosa de construir. Funcionarios estatales y federales dijeron que no está claro si la ruta aprobada requerirá permisos adicionales.

El presidente ejecutivo de TransCanada, Russ Girling
, dijo en un comunicado de prensa que la firma revisará la decisión de la comisión de evaluar su impacto en el costo y el cronograma del proyecto. Las acciones de la compañía subían un 1.6 por ciento a 63.55 dólares canadiense en Toronto el lunes por la tarde.

Trump ha convertido el éxito de Keystone XL en un pilar de sus esfuerzos por impulsar a la industria del sector energético en Estados Unidos. Ecologistas, en tanto, han transformado al proyecto en un símbolo de su lucha contra los combustibles fósiles y el calentamiento global.

La Casa Blanca dijo que el presidente está "satisfecho" con la decisión. "Anhelamos ver otra promesa cumplida", dijo Hogan Gidley, subsecretario de prensa.

El Gobierno agregó el lunes que Keystone XL crearía unos 42 mil empleos a nivel nacional, pero un estudio del Departamento de Estado en 2014 anticipó la creación de sólo tres mil 900 puestos de trabajo y 35 cargos permanentes.

,,


Venezuela y México aumentan atractivo del Keystone XL

Aquellos a favor de construir el oleoducto Keystone XL pueden contar con problemas muchos kilómetros al sur como uno de sus argumentos más fuertes.

El agotamiento de los suministros de crudo pesado de Venezuela y México está haciendo que las refinerías de la costa del Golfo de Estados Unidos dependan más del bitumen espeso y pegajoso que Keystone XL transportaría de las arenas petrolíferas canadienses.

Ese es el tipo de crudo para las que esas refinerías fueron construidas, y adaptarlas a los grados más ligeros que se bombean desde los campos de esquisto estadounidenses requiere un costoso trabajo de actualización.

Desde el comienzo de la década, las importaciones estadounidenses de crudo pesado han disminuido en más de un tercio desde Venezuela, y casi la mitad desde México, según datos compilados por Bloomberg.

Años de subinversión, mala gestión o simplemente disminución de las reservas de petróleo han cobrado víctimas en ambos países. Mientras tanto, el impulso de México para atraer grandes compañías petroleras para desarrollar sus reservas de aguas profundas puede tardar años en traducirse en más producción.

Canadá ha ido en la otra dirección, ya que las empresas han invertido miles de millones de dólares en nuevos proyectos en la región de arenas petrolíferas donde se origina Keystone. Las importaciones estadounidenses desde su vecino del norte casi se han duplicado desde 2010, y se espera que fluyan más si el oleoducto llega a completarse.

El XL sería una expansión del sistema de oleoducto Keystone existente de TransCanada Corp.