Economía

Esperan inversiones por 11 mil 250 mdd en Ronda 2.1

En cada una de las áreas se espera una inversión de 750 mdd, de acuerdo con el titular de la Sener; analistas consideran que esta ronda implica una nueva oportunidad para que compañías medianas e independientes busquen alianzas con las recién creadas petroleras mexicanas.
Sergio Meana
19 julio 2016 10:14 Última actualización 20 julio 2016 5:0
[Precios de la gasolina apoyan las cotizaciones del barril petrolero. / Bloomberg]  

[Precios de la gasolina apoyan las cotizaciones del barril petrolero. / Bloomberg]

CIUDAD DE MÉXICO.- La Secretaría de Energía (Sener) anunció que serán 15 bloques los licitados en contratos de producción compartida para la exploración y extracción de hidrocarburos en aguas someras del Golfo de México como parte de la Ronda 2.1, que tendrá su apertura y fallo el 22 de marzo.

Se espera que este concurso genere inversiones por 11 mil 250 millones de dólares, dado que en cada una de las áreas se espera una inversión de 750 millones de dólares, de acuerdo con el titular de la Sener, Pedro Joaquín Coldwell.

Para analistas esta ronda implica una nueva oportunidad para que las compañías medianas e independientes, por ejemplo Andarko, Apache u Occidental busquen alianzas con las recién creadas petroleras mexicanas.

En este tipo de licitaciones es poco probable que participen las grandes petroleras como Exxon, Chevron, y Shell, pues el tamaño de producción es muy pequeño para el calibre de estas compañías.

segunda_fase_petrolera


Sin embargo a las empresas de menor tamaño son precisamente a las que más afectó la caída actual en el precio del petróleo, dijo Jorge Piñón, director interino del programa de América Latina y el Caribe de la Jackson School of Geosciencies de la Universidad de Texas en Austin.

“(Para esta ronda) tienes a las compañías de mediano capital como Occidental, Anadarko, Apache, pero justo son las que verdaderamente tienen las dificultades económicas. A Shell y a Exxon sí le impacta un mercado de 50 dólares el barril, pero le impacta mucho menos que a Anadarko u Occidental, para ellos es mucho peor”, dijo Piñón.

En este concurso se fijó un requisito de capital contable mínimo de mil millones de dólares para el operador y mínimos de contenido local de entre 15 y 35 por ciento, condiciones que harán más proclives las asociaciones entre americanas medianas y pequeñas y las mexicanas recién creadas, anticipo Piñón.

Tim Samples, profesor de estudios legales y de negocios de la Escuela de Administración de Terry de la Universidad de Georgia, afirmó que las ventajas que tiene México incluyen una cercanía con el mercado americano y menores riesgos de seguridad.

“México hoy está compitiendo en un entorno en que las inversiones de las petroleras son menos, entonces eso es obviamente un reto y hace más competitivo todo el entorno.

“Aún con eso, México tiene varias ventajas: no existen las amenazas de seguridad que existen en otras partes del mundo, algunos de los bloques tienen un bajo riesgo exploratorio, se encuentran muy cerca de mercados grandes como el de Estados Unidos”, señaló Samples.

Los bloques a licitar están frente a las costas de los estados de Veracruz, Tabasco y Campeche y se espera que en cuatro años ya se pueda tener producción.

Diez de las área son para exploración y cinco de extracción que cubren una superficie total de 8 mil 908 kilómetros cuadrados. El cuarto de datos se abrirá el 1 de agosto.

El tamaño de cada uno de los campos es de alrededor de 594 kilómetros cuadrados (km2), superficie superior a la de las Rondas 1.1 y 1.2 en las que el promedio fue de 300 km2, destacó Lourdes Melgar, subsecretaria de Hidrocarburos.

Juan Carlos Zepeda, presidente de la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH), explicó, que quien quiera participar como operador deberá acreditar haber participado en por lo menos tres proyectos entre 2011 y 2015 o inversiones que sumen mil millones de dólares.

También haber sido el operador en por lo menos un proyecto de exploración o extracción costa afuera o haber participado como socio en por lo menos dos proyectos en los últimos cinco años.