Economía

Apertura petrolera de México genera competencia para Brasil

Compañías petroleras internacionales analizan las ofertas que ofrecen ambos países, pues mientras México ofrece una región con “un potencial inmenso”, Brasil tiene términos de contratación ya conocidos para los oferentes.
Bloomberg
03 junio 2015 12:38 Última actualización 03 junio 2015 12:38
petróleo

(Bloomberg)

La apertura del sector petrolífero de México por primera vez en más de siete décadas está generando competencia para la subasta de Brasil que tendrá lugar este año, dijeron dos altos funcionarios del regulador petrolero nacional.

Compañías petroleras internacionales con la capacidad técnica y financiera para operar proyectos costa afuera analizarán qué ofrecen ambos países, dijeron en una entrevista el martes Helder Queiroz y Olavo Colela, funcionarios del regulador petrolero de Brasil. México está dando a los operadores extranjeros la posibilidad de un primer intento en una región con un “potencial inmenso”, pero Brasil les ofrece términos de contratación ya conocidos para los oferentes, dijo Queiroz.

“Para las actividades costa afuera hay una verdadera competencia”, dijo Colela, asesor en la ronda de ofertas del consejo de administración de la Agencia Nacional del Petróleo (ANP) en la oficina de Bloomberg en Río de Janeiro. “México tiene algo que Brasil tenía en 1998, 1999. Brasil cuenta con material del que nadie tiene conocimiento”.

Brasil también está lidiando con un mercado de compradores de activos petrolíferos en tanto los productores venden yacimientos en el mundo entero para recaudar efectivo y bajar los costos luego de la caída en los precios del petróleo. Brasil debería concentrarse en ofrecer superficie de exploración de manera estable para que los productores tengan oportunidades de expandirse, dijo Queiroz, uno de los cinco directores de ANP.

MODELO DE CONCESIÓN


Brasil continúa siendo un lugar atractivo ya que la compañía estatal Petroleo Brasileiro SA y otras han tenido éxito explorando en zonas donde se licitarán nuevas concesiones, como la cuenca de Alagoas, y las empresas ya conocen el modelo que Brasil utilizó en 12 subastas anteriores, dijo Colela.

Brasil no está ofreciendo ningún bloque en la llamada región pre-sal donde Petrobras debe manejar cada concesión con una participación mínima de 30 por ciento. Estos contratos de producción compartida son cada vez más criticados por los grupos del sector, incluido el Instituto Brasileiro de Petróleo.

México ha atraído un número menor de oferentes inscriptos que las últimas subastas en Brasil, y las compañías han expresado reservas respecto del modelo contractual mexicano, dijo Colela.

México modificó los términos contractuales correspondientes a los bloques petrolíferos en aguas poco profundas que se licitarán para dar una mayor flexibilidad a los oferentes teniendo en cuenta los precios del crudo, dijo el viceministro de Finanzas, Miguel Messmacher, el miércoles en Ciudad de México. El país otorgará 14 bloques petrolíferos en aguas poco profundas el 15 de julio cuando el mercado nacional del crudo se abrirá a los competidores por primera vez desde 1938.