Economía

González Anaya admite que debe apurar el paso para cambiar Pemex

En Pemex, es necesario cambiar el ritmo al que se trabaja con el fin de darle la vuelta a la situación, reconoció José Antonio González Anaya, quien anunció que el plan de trabajo para los próximos cinco años será anunciado en máximo dos semanas.
Sergio Meana
26 octubre 2016 0:18 Última actualización 26 octubre 2016 7:27
pemex

Pemex ya saldó 142 mil millones de los 147 mil millones de pesos que adeudaba a proveedores, afirmó José Antonio González Anaya. (Tomado de @Pemex)

Luego de que la agencia Fitch señalara que la deuda de Pemex podría volverse inviable por su carga impositiva, el director general de la petrolera, José Antonio González Anaya, afirmó que es necesario cambiar el paso al que se trabaja para darle la vuelta a la situación.

“Estamos trabajando hacia adelante a intensificar, el mensaje es que tenemos que acelerar la velocidad a la que estamos trabajando en Pemex para que a esto se le dé la vuelta y yo estoy muy optimista de que esto va ser así”, señaló.

Entrevistado luego de su participación en el Foro ‘Impulsando a México', el funcionario anunció que el Plan de Negocios de la petrolera para los próximos cinco años será publicado en máximo dos semanas.

FOTOS
Alza. Pemex utilizará las figuras previstas por la reforma energética y migrar hacia un nuevo régimen contractual.

Débiles. El campo Trion, contiguo a zonas de aguas profundas requiere 11 mil mdd en inversión y gastos operativos.


En el documento habrá más detalles de la estrategia de la empresa para enfrentar sus compromisos financieros y operativos, así como planes de asociación para campos terrestres marinos y hasta para las refinerías en donde se hará uso de las “bondades de la reforma”, adelantó.

“Van a venir más detalles, vamos a sacar el Plan de Negocios (...) esto ya está muy, muy avanzado”, enfatizó.

PAGO A PROVEEDORES
En su ponencia destacó que la petrolera ya saldó 142 mil millones de los 147 mil millones de pesos que adeudaba a proveedores, por lo que prácticamente ya quedó liquidado ese pasivo, pues el resto se debe más a trámites que a falta de efectivo.

“El resto no es un problema de caja o de restricción financiera es un problema de procesamiento y de regulación que tienen que estar los proyectos listos, el papeleo y que se haya hecho la actividad”, aseguró el director.

La inyección de liquidez del Gobierno Federal ayudará a reducir las cuentas por pagar a proveedores.