Economía

América Latina, hacia el cumplimiento de los lineamientos del G20 en derivados OTC

Mercados de América Latina  han creado sociedades para alinearse a los nuevos estándares mundiales para los instrumentos derivados Over The Counter (OTC), como respuesta a las exigencias del G20 en el 2009, luego de la crisis financiera de 2008.
Clara Zepeda
27 octubre 2015 17:48 Última actualización 27 octubre 2015 17:57
500 pesos

(Bloomberg)

Con el fin de atraer mayor inversión extranjera y alinearse a los nuevos estándares mundiales para los instrumentos derivados Over The Counter (OTC), mercados de América Latina, como el de Chile, han creado sociedades para gestionar sistemas de compensación y liquidación de instrumentos financieros como Contrapartes Centrales (Central Clearing Counterparty).

Tras siete años de que la regulación laxa en el mercado de derivados OTC contribuyera al desencadenamiento de la crisis financiera internacional, y de que, por ejemplo, corporativos mexicanos como Comercial Mexicana, Vitro, Gruma, Cemex, Grupo Saltillo, Alfa, apostaran a contratar instrumentos financieros derivados fuera del mercado y estuvieran cerca de perderlo todo, las autoridades financieras internacionales metieron en cintura a los derivados extrabursátiles.

Así, como respuesta a las exigencias del Grupo de los 20 (G20) en el 2009, luego de la crisis financiera de 2008, el mercado de derivados extrabursátil o fuera de bolsa, mejor conocido como OTC, vio nacer las regulaciones Dodd-Frank en Estados Unidos y EMIR en Europa.


Así, diversos mercados de América Latina han creado sociedades para gestionar sistemas de compensación y liquidación de instrumentos financieros como Contrapartes Centrales, como se ha visto en el caso de Chile a través de ComDer, que desde su lanzamiento el pasado 30 de julio ha compensado el 50 por ciento de las operaciones de los contratos peso-dólar en el mercado chileno usando la plataforma de mensajería de SWIFT, la cual provee una plataforma de comunicación, productos y servicios que permiten conectar a más de 10 mil 800 organizaciones bancarias, instituciones de valores y clientes corporativos en más de 200 países y territorios.

Este proyecto de tres años es el resultado de un acuerdo voluntario entre 17 bancos y reguladores de Chile, quienes han establecido una base que cumple con los requisitos de Dodd-Frank y EMIR, para así poder atraer mayor inversión extranjera y alinearse a los nuevos estándares mundiales para los mercados de derivados OTC.

Desde su funcionamiento, ComDer ha autorizado 100 mil millones de dólares en contratos de derivados peso chileno-dólar usando la plataforma de mensajería de SWIFT.

En México, las autoridades financieras, aunque a un ritmo diferente, están adecuando las reglas del mercado de derivados OTC, para homologarlas a nivel mundial, con base a los lineamientos del G20, mediante una plataforma organizada y transparente donde se podrá negociar y liquidar derivados OTC, a fin de garantizar el cumplimiento de las contrapartes, mediante garantías similares a las que existen en el mercado listado como el Mercado Mexicano de Derivados (MexDer).

Asimismo incrementar los márgenes de capital, mientras más riesgosas las operaciones, más costoso sería para los bancos, principalmente, quienes son los que más utilizan este mercado fuera de bolsa. Mientras que su Cámara de Compensación, Asigna podría ser la liquidadora de esas operaciones.