Economía

‘Gasolinazos’ de julio presionan la inflación

El precio de la gasolina de Magna destacó con la mayor incidencia en julio sobre el crecimiento del Índice Nacional de Precios al Consumidor, de acuerdo con el Inegi. 
Thamara Martínez
09 agosto 2016 8:40 Última actualización 10 agosto 2016 12:11
gasolina

(Cuartoscuro)

Los precios al consumidor en México se elevaron 2.65 por ciento anual en julio, su mayor nivel en cinco meses, principalmente por el aumento en los precios de las gasolinas.

El alza en el precio de la gasolina Magna fue la de mayor incidencia mensual sobre el índice inflacionario, que se elevó 0.26 por ciento.
Según información del Inegi, mes con mes el precio de la Magna subió 1.57 por ciento, con una incidencia de 0.074 puntos porcentuales en la inflación del mes.

La Premium reportó un mayor aumento, de 2.25 por ciento pero su aportación a la inflación mensual fue de 0.012 puntos.

Jorge Gordillo, director de análisis económico de CiBanco, consideró que el dato de inflación fue un poco más bajo de lo previsto, pero señaló que el principal aumento se generó por el lado de las tarifas del gobierno y los energéticos.






“Con esto se han revertido mucho, este rubro tenía hasta el momento caídas en los precios y ahora ya mostró aumentos anuales”, mencionó.
Los precios del transporte eléctrico y del metro fueron los siguientes con mayor impacto y se debe a que sus tarifas se normalizaron al concluir la estrategia de promoción de uso de transporte público que se implementó durante la etapa de contingencia ambiental reciente.

Así, el alza de 25.7 por ciento en las tarifas del autobús urbano también figuró entre las mayores incidencias sobre el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC).

Los servicios turísticos en paquete fueron los siguientes con mayor incidencia al alza, productos cuya demanda se incrementa significativamente durante el periodo vacacional de verano.

AGROPECUARIOS CONTIENEN ALZA

Al contrario, los bienes y servicios que contuvieron el avance del INPC con incidencia a la baja fueron la telefonía celular, el pollo y el tomate verde.

De acuerdo con el reporte de inflación, el servicio de telefonía móvil registró una baja de 3.9 por ciento durante julio. Le siguieron el pollo y el tomate verde, con descensos de 2 y 18.97 por ciento, respectivamente.

En general los precios de bienes agropecuarios restaron 0.073 puntos a la inflación de julio, con bajas en otros productos como el huevo, limón y plátanos.

EFECTO DE 'UNA SOLA VEZ'

Para los analistas, la presión que se observó sobre la inflación en julio por el alza en el precio de las gasolinas y la que se espera para agosto, es un evento de una sola vez.

“En julio y agosto, prácticamente ya se ajustaron los precios de las gasolinas a lo que estaría ya para todo el año de acuerdo con la regla de más/menos tres por ciento en relación a diciembre pasado”, expuso Rafael Camarena, analista económico de Banco Santander.

Por su parte, Gordillo afirmó que el aumento ya está a tope para este año, “tienen autorizado aumentos hasta el tres por ciento en el año en las gasolinas y ya llegaron a tope. Esta presión en la inflación ya no la deberíamos ver incrementarse en los siguientes meses”.

El componente subyacente de la inflación registró un crecimiento anual de 2.97 por ciento, su segunda mayor tasa desde diciembre de 2014.

EFECTO CAMBIARIO

Al interior de la inflación subyacente los precios de las mercancías no alimenticias, donde se refleja el impacto de la depreciación del peso, registraron un avance de 3.57 por ciento, el más elevado en tres años y medio.

Gordillo apuntó que sí se nota que hay cierto contagio del tipo de cambio sobre la inflación, pero todavía no es tan fuerte y su nivel aún no es preocupante.

Alexis Milo, economista en jefe del HSBC México, dijo en entrevista con El Financiero Bloomberg, que se ha observado un impacto moderado, pero consistente, del tipo de cambio sobre los precios.
Sin embargo, indicó que dicha presión ha sido contenida por las bajas en otros bienes y servicios.

economía
: