Economía

Alemanes convierten tequila pirata mexicano en energía limpia

El SAT informó que 24 mil 700 litros de tequila pirata provenientes de México fueron decomisados en Alemania y depositados en un desagüe especial para productos peligrosos, y en su proceso de evaporación contribuirán a la generación de energía amigable con el medio ambiente.
Redacción
10 diciembre 2015 14:14 Última actualización 10 diciembre 2015 15:38
Tequila

Se usarán las bodegas de los tequileros como espacio de resguardo, y el productor podrá desempeñar su producto de acuerdo al movimiento de ventas. (Cortesía)

CIUDA DE MÉXICO.- 24 mil 700 litros de tequila pirata provenientes de México y detectados en Alemania, fueron depositados en un desagüe especial para productos peligrosos. En su proceso de evaporación contribuirán a la generación de energía amigable con el medio ambiente, explicó el Servicio de Administración Tributaria (SAT) en un comunicado.

“Ésta es la cantidad más grande de alcohol ilegal que hemos descubierto en la aduana” dijo Udo Storch vocero de la Oficina Central de Aduanas de Hamburgo-Hefen, Alemania.

El decomiso y destrucción de este embarque fue posible a investigaciones que la Aduana de México realizó a nivel internacional, por lo que detectó un contendedor que transportaba 24 mil 700 litros de supuesto aguardiente de agave con destino a Alemania, que intentaron ser importados como tequila.

La aduana alemana fue alertada por el SAT y procedió la detención del embarque. Después de una evaluación del producto se descubrió que se trataba de una falsificación, por lo que se puso a disposición del Consejo Regulador del Tequila (CRT).

Este embarque forma parte de varias exportaciones de más de 220 mil litros de aguardiente de agave y alcohol que intentaron importar como tequila, a Alemania y otros países.

“Nos encontramos en etapa de coordinación para destruir y tomar las acciones legales contra el exportador mexicano y los responsables de la importación, evitando que se sigan presentando estas prácticas ilegales”, comentó Miguel Ángel Domínguez Morales, presidente del CRT que tiene representantes legales en diversos países.

Una vez finalizado el procedimiento se entregó un Certificado de Destrucción para demostrar que este acto se realizó correctamente.