Economía

Alcanza récord dinero
de estados en la banca

Al cierre de agosto, gobiernos estatales y municipales reportaron 199 mil 144 millones de pesos en el sistema bancario, monto que representó un crecimiento de 21.5 por ciento anual en comparación con el mismo periodo del 2015, en términos reales.
Dainzú Patiño
06 octubre 2016 23:46 Última actualización 07 octubre 2016 5:5
dinero

La Concamin denunció que gobiernos estatales y municiples deben 150 mil millones de pesos a alrededor de 40 mil proveedores. (Bloomberg)

La deuda de los gobiernos estatales con sus proveedores avanza sin freno en tanto que el saldo que registran en sus cuentas bancarias agosto alcanzó un nivel récord en agosto.

De acuerdo a las cifras del Banco de México, los gobiernos estatales y municipales reportaron un monto de 199 mil 144 millones de pesos en el sistema bancario al cierre de agosto, cifra sin precedente desde que se tienen registros.

Este saldo representó un crecimiento de 21.5 por ciento anual en comparación con el mismo periodo del 2015, en términos reales.
De todas las cuentas bancarias del sector público, el 58 por ciento corresponde a los estados y municipios, el 24 por ciento a organismos y empresas, el 12 por ciento al gobierno federal y únicamente el 6 por ciento al gobierno de la Ciudad de México.

La Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) denunció que gobiernos estatales y municiples deben 150 mil millones de pesos a alrededor de 40 mil proveedores, la mayoría micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes).


En 2015 se estimó que esta cifra sumó 120 mil millones de pesos y 100 mil millones a mediados de 2014.

Se ha mencionado que Veracruz, Chihuahua, Coahuila, Michoacán, Sinaloa, Guerrero, así como como Durango y el Estado de México, son las entidades con mayores adeudos a proveedores.

PRÁCTICA IRRESPONSABLE: CONCAMIN

Manuel Herrera Vega, presidente de la Concamin, señaló que el abultado monto de la deuda a proveedores se trata claramente de irresponsabilidad en el manejo de las finanzas públicas por parte de algunos gobernadores y también en algunos municipios.

“Son prácticas desleales de los gobiernos estatales que se endeudaron y para que las calificadoras no les bajen su calificación, están pagando otros adeudos y se apalancan con proveedores. Es una práctica perversa que ha afectado de manera muy importante a la industria”, dijo.

Mencionó que en la actual coyuntura, donde la economía muestra un menor dinamimso, es fundamental que existan mecanismos para reactivarla y las compras al gobierno representan un mecanismo estratégico apra ello, “pero evidentemente acompañado de un pago oportuno porque si no es contraproducente”, dijo en el marco de la Reunión Anual de Industriales 2015.

El gobierno federal ha reconocido que las obligaciones financieras de los estados con sus proveedores es un factor de preocupación, pero es un tema que sólo le compete resolver a esos gobiernos.

No sólo los estados han mostrado alzas de fondos en las cuentas, sino que todo el sector público lo ha hecho, ya que en el agregado el aumento fue de 18.7 por ciento anual, en términos reales, con excepción del gobierno federal que registró una caída de 6.2 por ciento en sus saldos entre agosto del 2015 y el mismo mes del 2016.

Destaca el repunte que reportó el saldo de las cuentas bancarias del gobierno de la Ciudad de México, de 59.5 por ciento anual, al registrar 20 mil 771 millones de pesos. En tanto, los organismos y empresas del Estado registraron 83 mil 590 millones de pesos en el mismo periodo, es decir, 20.4 por ciento más que en 2015.

CUENTAS NO GARANTIZAN PAGO

El hecho de que los estados cuenten con recursos en sus cuentas bancarias no garantiza el pago a proveedores, debido a diversos factores como subejercicios y un mayor apalancamiento de las finanzas a través de deuda a proveedores, refirieron expertos.

Los fondos que se reflejan en las cuentas bancarias de los estados, son mayormente por recursos etiquetados, por lo que si no estaban contemplados para el pago de proveedores de servicios o productos, es difícil que se tomen estos recursos para liquidar a proveedores, explicó Francisco Vázquez-Ahued, analista de Moody’s.

Así, cuando se registran subejercicios (se gasta menos del presupuesto original), después es difícil para los estados justificar para sacar el ingreso, y es un tema burocrático que tarda en resolverse, explicó el analista de la agencia calificadora.

“Hay una parte de adeudos viejos, que se quedaron en el balance, los cuales no se han cubierto y no se han pagado. Recientemente, se ha visto menor deuda de largo plazo, pero la que se tiene con proveedores ha aumentado”, dijo Vázquez-Ahued.

ADELANTAN GASTO
La deuda con las empresas también es un tema en el manejo del gasto, ya que en ocasiones los estados adelantan la realización de proyectos antes de que reciban recursos por parte de la federación, o los municipios por parte de los estados, por ello es que en ocasiones los pagos a proveedores se atrasan, explicó Manuel Kinto, director asociado de Fitch México.

Sin embargo, indicó que esto puede conducir a que el costo de proyectos sea más elevado, debido a que los mismos proveedores contemplan que los periodos de pago se puedan atrasar, e incorporan costos adicionales.

También los estados pueden estar apalancando más sus recursos a través de la deuda a proveedores, debido a las alzas en las tasas de interés por parte del banco central, “éste es otro tema eventual, que puede incentivar un mayor apalancamiento vía proveedores”, considerando la última alza de 50 puntos base por parte de Banxico.
“Si los estados tienen presiones de liquidez, por parte de sus compromisos ponen en un orden jerárquico sus prioridades, con los proveedores no hay costo de financiamiento, en el sentido de una tasa de interés, un costo financiero como tal”, comentó.

 Con información de Jassiel Valdelamar y Leticia Hernández

Los estados y municipios siguen incrementando sus fondos en cuentas bancarias, las cuales alcanzaron un máximo histórico en agosto de este año.