Economía

AL alberga 10 millones de micros y pequeñas empresas: OIT

Según un reporte de la Organización Internacional del Trabajo, un 47 por ciento de los empleos de la región son generados por las Mype, lo que representa un desafío estratégico por considerarse nichos de informalidad y baja productividad.
Notimex
08 septiembre 2015 16:28 Última actualización 08 septiembre 2015 16:34
Empleo informal

Según cifras de la OIT, 76 millones de personas que trabajan por cuenta propia. (Archvio)

SANTIAGO.- Las micros y pequeñas empresas (Mype) son claves para mejorar el empleo y realizar una transformación productiva en América Latina y el Caribe, aseguró este martes la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

En el informe “Pequeñas empresas, grandes brechas”, el organismo de Naciones Unidas detalló que en América Latina y el Caribe existen 11 millones de empresas, de las cuales menos de un millón son medianas y grandes.

La entidad indicó que en la región existen 10 millones de Mype, las que tienen una “importancia crítica” porque generan millones de empleos y son un desafío estratégico, al ser los principales nichos de informalidad y baja productividad.

A esta realidad de la cadena productiva hay que añadir 76 millones de personas que trabajan por cuenta propia.

De acuerdo con el reporte, un 47 por ciento de los empleos de la región son generados por las Mype, porcentaje que sube a 75 por ciento si se le suman los trabajadores por cuenta propia.

Respecto a la tasa de informalidad laboral, ésta llega a 82 por ciento en el caso de los trabajadores por cuenta propia, mientras que sólo un 13 por ciento de los trabajadores por cuenta propia cotiza a un seguro de salud.

El director de la OIT para América Latina y el Caribe, José Manuel Salazar, aseveró que “el predominio de las Mype en la estructura productiva genera grandes brechas de trabajo decente y condiciones laborales”.

Añadió que, al mismo tiempo, constituyen “un freno para el crecimiento de la productividad y de las economías en general”, por lo que se debe trabajar para que las Mype puedan mejorar sus condiciones y engrosar el estrato de empresas medianas.

Salazar puntualizó que “es esencial redoblar los esfuerzos para tener vigorosos ecosistemas empresariales que permitan a las Mype crecer y mejorar sus resultados”.

De esta forma se logrará desarrollar los mercados de trabajo e impulsar el crecimiento del empleo en la región, además de emprender una transformación productiva y aumentar la productividad de las economías.

El funcionario internacional planteó que se requiere un “entorno propicio favorecedor de un cambio estructural para elevar la productividad, crear más y mejores empleos, y reducir la desigualdad” en la región.

“Se requieren políticas de desarrollo productivo con políticas laborales, educativas y de formación, que mejoren la calidad del empleo y repercutan sobre otros aspectos fundamentales, como el respeto a los derechos en el trabajo”, acotó.