Economía

Afores blindan datos de clientes

Para terminar con traspasos ilegales y reducir costos, las administradoras de pensiones se perfilan para utilizar elementos biométricos, lo que convertirá al SAR en una de las primeras instancias en utilizar este tipo de tecnología en el mundo.
Yuridia Torres
16 mayo 2016 21:46 Última actualización 17 mayo 2016 5:0
Huella digital

Esta nueva base de datos de huellas dactilares y de voz facilitará la vida de los trabajadores en el futuro. (Bloomberg/Archivo)

La incorporación de elementos biométricos en las administradoras de pensiones permitirá que la información de los trabajadores se resguarde de tal manera que difícilmente se pueda hackear o robar la identidad de los ahorradores, lo que ayudará a erradicar los traspasos ilegales de fondos, afirmó Carlos Noriega, presidente de la Asociación Mexicana de Afores (Amafore).

Resaltó que con estas medidas, el Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) se convierte en uno de los más avanzados en el uso de tecnológicas a nivel mundial.

La nueva información que se recabe, es decir, la firma digital, huellas dactilares de todos los dedos y la voz, se almacenará en la base de datos del SAR, llamada Procesar, quien tiene altos estándares de seguridad.

En conferencia de prensa Noriega explicó que la captación de la información de los clientes, se procesará, se validará nuevamente y se resguardará encriptada y encapsulada, a través de un sistema privado de comunicación, de manera que nadie puede entrar a la base de datos, “no existe un solo lugar o un hacker que pudiera revisar la base de datos”.

Las inversiones para la implementación de sistemas, equipos tecnológicos y capacitación para la incorporación de elementos biométricos ya superan los 200 millones de pesos y éstas seguirán hasta sumar mil millones de pesos.

Carlos Ramírez, presidente de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) destacó que el proceso de incorporación de estos elementos será gradual y se espera incorporar 4 millones de cuentas cada año, es decir que en un lapso de 10 años se podrían cubrir las 54 millones de cuentas registradas en el Sistema.

MENOS COSTOS

Ramírez indicó que el uso de estos elementos permitirá reducir costos de mediano largo plazo. Hoy un trámite en papel cuesta a las Afores 250 pesos y con el uso de biométricos costará 60 pesos.

“Esta nueva base de datos de huellas dactilares y de voz facilitará la vida de los trabajadores en el futuro, disminuirá los costos en el sistema de pensiones, brindará seguridad en los trámites de pensiones”, dijo.

Invertirán las Afores en los sistemas y capacitación y equipo tecnológico de biometría.