Economía

Afectarán mayores tasas la capacidad de pago

Aunque el ajuste previsto en la tasa de interés de referencia de Banxico no generará un impacto inmediato, analistas coinciden en que éste afectará el ritmo de crecimiento y desacelerará el consumo.
Jassiel Valdelamar|Leticia Hernández
17 noviembre 2016 0:26 Última actualización 17 noviembre 2016 7:40
banxico

Antes de las elecciones presidenciales en Estados Unidos los economistas anticipaban un aumento de 25 puntos en la tasa por parte de la autoridad monetaria en México. (Bloomberg)

El ajuste previsto en la tasa de interés de referencia del Banco de México este jueves y hacia finales de año, en línea con la Reserva Federal de Estados Unidos, tendrá repercusiones sobre la actividad económica en México.

De acuerdo con analistas, si bien no se espera un impacto inmediato, se espera que afecte el ritmo de crecimiento, desacelere el consumo y ocasione un deterioro en la capacidad de pago de los consumidores y de las empresas.

Antes de las elecciones presidenciales en Estados Unidos los economistas anticipaban un aumento de 25 puntos en la tasa por parte de la autoridad monetaria en México. Tras la victoria del Donald Trump ajustaron su previsión a un mayor ajuste y ahora esperan un aumento de 50 puntos, según analistas consultados por Bloomberg.

Ya sea de 50 o 100 puntos el alza, las implicaciones que tendrá esta acción se verán reflejadas en las tasas que pagan los consumidores y las empresas por los créditos.


DETERIORO DE ACTIVOS
La calificadora de riesgos Moody’s indicó en un reporte que que un incremento en las tasas de interés en medio de un entorno económico de bajo crecimiento podría afectar la capacidad de los deudores para pagar sus deudas, incrementando así el riesgo de activos de los bancos.

“Específicamente, esto afectaría al segmento minorista de rápido crecimiento, el cual representa alrededor de 35 por ciento del total de la cartera de créditos”, indicó.

No obstante, la calificadora destacó que la calidad actual de los activos de los bancos y los niveles de capitalización son sólidos, lo que debería ayudar a soportar un aumento en riesgo de la cartera.

Según los registros de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), el índice de morosidad total de la banca se ubicó en septiembre en 2.37 por ciento, su nivel más bajo en poco más de cinco años.

Mariana Ramirez, economista del banco Ve por Más, dijo a El Financiero que si bien el alza de tasas no tiene un efecto inmediato sobre el gasto de los consumidores, sí se espera que en el próximo año se observe una desaceleración.

“Creemos que el incremento en el costo del crédito será uno de los determinantes para un menor consumo de los mexicanos. México enfrenta un duro camino tras la elecciones en EU”, mencionó.
Indicó que un bajo crecimiento económico del país y un ciclo alcista de tasas crean el riesgo de que hacia adelante empiece a subir la morosidad, que actualmente está en niveles bajos.

'SHOCK' EN MÉXICO

Analistas internacionales señalaron que el panorama está lleno de preguntas para México.

“No soy muy optimista. Puede que se esté exagerando el efecto, pero considero que lo que pasó a México es lo que normalmente se considera un “shock” que afecta a todos los sectores, desde inversión, remesas a consumo privado, etc.”, dijo a El Financiero Eugenio Alemán, economista senior en Wells Fargo Securities. Su pronóstico apunta a un incremento de 50 puntos base.

El resultado de las elecciones en Estados Unidos sorprendió a todos, dijo por su parte Scott J. Brown, economista en jefe de Raymond James & Associates. Indicó que el peso se ha debilitado bruscamente desde las elecciones estadounidenses y las tasas de interés más altas del Banco de México podrían ser una forma de contrarrestarlo.