Economía

Advierte BIS riesgos por proteccionismo

El arribo de Donald Trump a la Casa Blanca traerá más acontecimiento negativos que positivos para la economía mundial, estimó el Banco de Pagos Internacionales.
Jassiel Valdelamar
11 diciembre 2016 21:48 Última actualización 12 diciembre 2016 5:0
trump

La economía de México fue la más perjudicada tras la victoria del republicano Donald Trump. (Agencias)

De cara a los próximos años, lo más preocupante podrían ser las señales de riesgo de un mayor proteccionismo a nivel global luego del resultado electoral en Estados Unidos, advirtió el Banco de Pagos Internacionales (BIS, por sus siglas en inglés).

De acuerdo con Claudio Borio, jefe del Departamento Económico y Monetario del BIS, estas señales han ido a más en los últimos años y los acontecimientos políticos recientes han ensombrecido bastante el panorama.

“No habría ganadores, sólo perdedores; y un menor crecimiento mundial, posiblemente con mayor inflación, no beneficiarían a nadie”, indicó.

Borio destacó que la economía de México fue la más perjudicada tras la victoria del republicano Donald Trump, al ser el país más expuesto al riesgo de proteccionismo comercial y restricciones a la inmigración por parte de Estados Unidos.

Por otra parte, indicó que podrían identificarse otras implicaciones en los mercados, en caso de que persista y se intensifique el giro hacia tasas de interés más altas, una curva de rendimientos más pronunciada y el fortalecimiento del dólar. “No va a ser un camino de rosas, teniendo en cuenta el punto del que partimos”, dijo.

Indicó que los mercados podrían estar ante el tan anhelado inicio del necesario proceso de normalización de las condiciones extraordinarias que han seguido a la crisis. Pero todavía no hay nada definitivo y se impone prudencia.

Las economías son especialmente vulnerables y más aquellas donde los desequilibrios financieros internos acumulados durante los prolongados auges financieros anteriores coinciden con una mayor carga de la deuda en moneda extranjera por efecto de la apreciación del dólar y de tasas de interés más altas.