Economía

Acumula México proyectos fracasados de autos chinos

12 febrero 2014 4:43 Última actualización 03 junio 2013 10:27

[Bloomberg] Los automóviles FAW sufrieron cuestionamientos del mercado acerca de su calidad 


 
José Antonio Durán
 
Con el boom de la economía de China durante la década pasada, las empresas de ese país buscaron expandir internacionalmente su éxito de manufactura y comercialización, pero en México, salvo excepciones, sus proyectos fracasaron pese a que encontraron alianzas con socios locales.

Un ejemplo de ello fue la colocación de la primera piedra de la empresa china denominada ZX Auto hace 10 años aproximadamente, acompañada de una ceremonia en Tecate, Baja California.

En ese tiempo la compañía enfrentó problemas legales en Estados Unidos, mismos que a la postre le impidieron consolidar su operación en México.

Otro ejemplo fue el de la colocación de la primera piedra en Michoacán de lo que sería la planta productora de los autos FAW. Ésta orquestó su ingreso a México de la mano de Grupo Salinas.

Declaraciones de consejeros de la Industria Nacional de Autopartes (INA), y del propio Eduardo Solís, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), evidenciaron que no se logró la continuidad de esta operación por motivos como la crisis económica internacional iniciada en 2008. También, porque los automóviles FAW sufrieron cuestionamientos del mercado acerca de su calidad.

Durante esa época, Chrysler tuvo una alianza estratégica con el grupo chino Chery.

Ambas compañías analizaron seriamente la incursión de la marca asiática en el mercado mexicano, pero después de una revisión del tipo de vehículos a importar, fue evidente que estos no cumplían con los estándares de las armadoras instaladas en México, según declaró a este diario en su momento Joseph ChamaSrour, entonces presidente de Chrysler en el país.

Entre estos proyectos sin éxito destaca uno que sí fructificó: el del fabricante de camionetas y camiones Giant Motors, que opera a la fecha en Ciudad Sahagún, en parte de lo que fueron las instalaciones del Grupo Dina.

La empresa ingresó al mercado mexicano en 2006, presidida por Elías Massri. Su operación produjo el año pasado 1,150 camiones, y para el cierre de este 2013 la cifra podría elevarse a  1,600 unidades.

La fábrica de Giant Motors cuenta con 300 empleados, y con 19 distribuidores en todo el país. Su meta de corto plazo es afianzar plazas como Aguascalientes y Colima y abrir una en Monterrey y otra más en Mérida, dijo Massri a EL FINANCIERO.

En este proyecto el Grupo Inbursa posee el 50% de la empresa como el socio principal. El restante 50% pertenece a un grupo de inversionistas privados vinculados en un fideicomiso.
 
Aquí un vídeo sobre la producción de Giant Motors, México: http://www.youtube.com/watch?v=iTQSHvyyT0k
 
Con información de El Financiero Diario.