Economía

Actividad empresarial en la zona euro se ralentiza en septiembre

La menor demanda asiática obligó a las fábricas a reducir su producción, aun cuando las compañías elevaron precios por primera vez en más de cuatro años. El PMI se situó en 53.9 en septiembre.
Reuters
23 septiembre 2015 8:0 Última actualización 23 septiembre 2015 8:30
PMI manufacturero de Gran Bretaña

Las exportaciones están bajo la presión de Asia y eso ha disminuido la demanda total. (Bloomberg)

El crecimiento de la actividad empresarial en la zona euro se ralentizó en septiembre al debilitarse la demanda asiática, lo que llevó a la creación de menos empleos y obligó a las fábricas a reducir la producción, aún cuando las compañías elevaron precios por primera vez en más de cuatro años, según una encuesta.

La desaceleración llegó en medio de un debate sobre si el Banco Central Europeo debería expandir su programa de estímulo para tener más impacto sobre la inflación y el crecimiento.

El índice compuesto de gerentes de compras (PMI, por su sigla en inglés) elaborado por Markit, que se basa en encuestas a miles de empresas y es visto como un buen indicador de crecimiento, se situó en 53.9 en septiembre, retrocediendo desde 54.3 el mes pasado. Un sondeo había previsto un declive a 54.1.


El índice ha estado por encima del nivel de 50, que separa el crecimiento de la contracción, desde mediados de 2013.

El PMI manufacturero cayó a 52.0, en línea con las expectativas pero a la baja desde 52.3, luego de que se ralentizaron las órdenes de exportaciones. En consecuencia, el subíndice que mide la producción fabril, que influye en el PMI compuesto, cayó a mínimos en cuatro meses.

El PMI del dominante sector de servicios del bloque bajó a 54.0 desde 54.4 el mes pasado. Los economistas habían previsto 54.2.

Las compañías de servicios pudieron aumentar precios por primera vez en más de cuatro años, sugiriendo que las presiones desinflacionarias podrían estar menguando en la zona euro.

"Las exportaciones están bajo la presión de Asia y eso ha disminuido la demanda total. Incluso en Estados Unidos, hay una cantidad considerable de sustitución de importaciones", dijo Chris Williamson, economista jefe de Markit.

Los temores respecto a un enfriamiento de la economía china, sumados a una devaluación de la moneda en ese país, asustaron a los mercados financieros el mes pasado.

Williamson dijo que el PMI sugiere un crecimiento del PIB de la zona euro de 0.4 por ciento en el tercer trimestre, similar al consenso de un sondeo de Reuters entre economistas este mes.

El subíndice de empleo se situó en un mínimo de ocho meses.