Economía

FMI destaca tres vías para impulsar el crecimiento global

Para fortalecer el sistema financiero mundial, se deben tomar acciones globales en conjunto entre los países para crear efectos colaterales positivos, destacó expuso David Lipton, director gerente adjunto del Fondo Monetario Internacional.
Leticia Hernádez
08 marzo 2016 9:16 Última actualización 08 marzo 2016 9:49
[El FMI advierte que una cesación de pagos de EU provocaría grandes perturbaciones en los mercados. / Bloomberg] 

[El FMI advierte que una cesación de pagos de EU provocaría grandes perturbaciones en los mercados. / Bloomberg]

Ante las crecientes preocupaciones sobre los riesgos de la volatilidad en los mercados financieros, la caída en los precios de materias primas, para impulsar la salud de la economía global es imperativo un enfoque de tres vías a través de políticas monetarias, fiscales y estructurales para protegerse contra los riesgos y además, se requiere acciones globales en conjunto entre los países para crear efectos colaterales positivos, fortalecer al sistema financiero mundial, señala el Fondo Monetario Internacional (FMI).

La acción colectiva mundial debe desempeñar un papel de apoyo para ayudar a efecto de palanca de cada país y tratando de hacer que el sistema monetario internacional más estable y por lo tanto de apoyo al crecimiento.

Con el diseño de nuevos mecanismos de financiamiento ayudarán a países exportadores de materias primas y el capital retenido en las reservas de los mercados emergentes podría tener un mejor uso en las inversiones necesarias en infraestructura, educación y salud, expuso David Lipton, director gerente adjunto del Fondo Monetario Internacional ante la Asociación Nacional de Economía Empresarial (NABE, por sus siglas en inglés).


En su discurso titulado “Políticas imperativas para impulsar el crecimiento global y la prosperidad”, Lipton, señaló que en lo que va de este 2016 la caída en los precios de los índices accionarios globales ha promediado 6 por ciento, implicando una pérdida en la capitalización del mercado de más de 6 billones de dólares, equivalente al 8.5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), global.

Esta pérdida es casi la mitad de los 12.3 billones de dólares que se perdieron en la etapa más aguda de la crisis financiera global. Algunos mercados asiáticos como China o Japón han presentado caídas bursátiles de más de 20 por ciento, mientras que las monedas de los mercados emergentes se han debilitado.

Esta aversión al riesgo está provocando una fuerte reducción de los flujos de capital y del comercio global. En 2015 los mercados emergentes vieron salir alrededor de 200 mil millones de dólares en capitales, comparado con los 125 millones de dólares de entradas netas de capital en 2014.

Los flujos comerciales están siendo arrastrados por la debilidad de las exportaciones e importaciones de los grandes mercados como China, Rusia y Brasil, que han estado bajo un estrés considerable.

“Estos acontecimientos preocupan porque de alargarse una baja demanda puede generar presiones deflacionarias adicionales; la oferta de trabajo y crecimiento de la productividad de trabajo se han reducido considerablemente.

Las prioridades de políticas son reducir vulnerabilidades y reconstruir la capacidad de recuperación de los mercados emergentes; sumar políticas positivas para reforzar el crecimiento global y aplicar reformas estructurales para crear efectos colaterales positivos”, dijo.

: Reportes Trimestrales