Economía
entrevista
Nelly Molina Peralta, presidenta nacional del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas

2016, un verdadero
reto para la
economía nacional

Para Nelly Molina, el 2016 podría presentar un escenario un poco más complicado que el que se presenta para este año; no obstante, indicó que hay confianza en la correcta implementación de la reforma energética en otros campos de infraestructura que pueden atraer inversiones y así elevar la competitividad del país.
Leticia Hernández
13 enero 2015 23:25 Última actualización 14 enero 2015 11:3
Nelly Molina

El 2016 podría ser un año difícil para la economía del país, comentó la presidenta del IMEF, Nelly Molina Peralta. (Edgar López)

CIUDAD DE MÉXICO.- Si bien el escenario económico al asumir la presidencia del IMEF no fue el más deseable, es retador y las perspectivas en general sobre su desarrollo son buenas con una balanza equilibrada entre riesgos y factores a favor, viendo el 2016 como el año más difícil para la economía del país, según expuso Nelly Molina Peralta en entrevista con El Financiero.

Con amplia experiencia en el sector energético, la primera mujer en presidir el Instituto en sus 53 años de historia, marcó como sus objetivos el desarrollo de un Comité Técnico Anticorrupción, acciones en pro de la educación e inclusión financiera y el desarrollo de temas sobre innovación y nuevos negocios. Su trayectoria en el IMEF inició en 2009 como miembro del Consejo del Capítulo de la Ciudad de México, mismo que presidió en 2013 luego de haber fundado en 2011 el Comité Técnico Nacional de Infraestructura.

Graduada con honores como contadora pública por la Universidad de Sonora y una maestría en Finanzas por el ITESM, no siente presiones de género, sólo las que ella misma se interpone en el cumplimiento de sus metas.

___ ¿Cuáles son las perspectivas del IMEF sobre la economía mexicana en este año?
___ Luego de un 2014 bastante débil acompañado de una fragilidad de la economía internacional, vemos con cierta confianza el desempeño del 2015. Nuestra última estimación, aunque vamos a hacer un nuevo pronóstico en los próximos días, se mantiene en un crecimiento de 3.5 por ciento del PIB.

Hay riesgos como la volatilidad por la normalización de las tasas en Estados Unidos, la violencia y la corrupción, para lo cual se tienen que ver medidas más aceleradas por parte de las autoridades. Tenemos el riesgo de los bajos precios del petróleo y no sólo eso, sino menor producción y la inflación por arriba del objetivo al depreciarse más la moneda. Sin embargo, lo que suma como favorable para poder llegar al 3.5 por ciento, inclusive más allá, es la sólida recuperación de Estados Unidos que ha tenido un crecimiento en los últimos trimestres muy vigoroso y pensamos continuará para incidir favorablemente en la economía mexicana.

___ ¿Cuáles podrían ser las variables más afectadas por la depreciación del peso?
___ Hay inflación, sin embargo gozamos de un régimen de flotación desde hace 20 años y eso coadyuva a la estabilidad de las finanzas públicas. Las medidas adoptadas por Banco de México nos parecen apropiadas y pensamos que un buen monitor de la Junta de Comité de Cambios debe estar al pendiente ante una volatilidad más significativa por el tipo de cambio. Pero no vemos un riesgo significativo en el tipo de cambio, al contrario, tener ese régimen de libre flotación minimiza los riesgos.

___ ¿Es el 2016 el que se presenta más difícil para la economía mexicana?
___ Si habrá más retos sin duda, puesto que en 2015 el gobierno cuenta con las coberturas y tiene otras bondades. El 2016 desde nuestro punto de vista podría presentar un escenario un poco menos claro que el que tenemos para este año.

___ ¿De qué manera este contexto se manifestará en el comportamiento de los flujos de inversión?
___ Otra de las bondades de México es tener las reformas estructurales aprobadas, el reto es implementarlas y al hacerlo deben de fluir los capitales hacia México. El precio tan bajo del petróleo es un reto al ver que tanta inversión puede materializarse en los próximos años, pero sin duda tenemos confianza en que esas reformas pueden irse implementando de forma adecuada, no sólo en materia de producción y exploración que es en donde incide el precio del petróleo, hay otros campos de infraestructura que pueden atraer inversión y elevar la competitividad del país. Reconocemos que hay balances, no todo está inclinado a la baja.

___ En materia de consumo interno, ¿cuál es la expectativa del IMEF?

___ Esa historia es de las más importantes, en la medida en que existan inversiones en infraestructura, pensamos puede vigorizar el consumo interno, porque al final de cuentas estas inversiones tienen que tener una derrama económica que llegue directamente al bolsillo del consumidor. Somos optimistas respecto al empleo, aunque con cautela pero hemos visto tasas de crecimiento en empleo sanas.

___ ¿Tiene el IMEF alguna propuesta planteada para el gobierno federal?
___ Hay un tema que me interesa mucho: anticorrupción. Nos estamos moviendo en un camino para crear un comité técnico con especialistas familiarizados en la materia, para hacer propuestas específicas, no solo al gobierno, sino a la vida privada, la corrupción está en los dos lados y me interesa esa temática muy seriamente. Proponerla también a nuestros socios y llegar quizás a aterrizar estos temas con algunas declaratorias de los propios socios. Que se adhieran las mejores prácticas internacionales en materia de anticorrupción. Vamos a iniciarlo este año y confío que con el grupo que estamos formando vamos a poder hacer al menos unas propuestas con las mejores prácticas.

___ ¿Cuáles son los objetivos de su mandato?
___ La investigación económica es uno de los aspectos del IMEF pero nuestra membresía se compone de directores de finanzas, directores generales de empresas, académicos y consultores. Hay muchos temas hoy en día que nos interesa para desarrollo de esos profesionales, hay temas que no podemos dejar pasar fuera de lo que ya aprendimos como profesión, por ejemplo, temas de nuevos negocios e innovación, manejo de riesgos en las empresas, hay una lista al menos de 20 temas que me interesa sacar a relucir a través de los comités técnicos que es una de las fuentes de contenido más rico que produce el IMEF y de la fundación de investigación. Estos temas lo voy a culminar con la Convención Anual que es en noviembre en Cancún.

___ ¿Qué otro tema le ocupará?
___ Otro tema que pienso trabajar dentro del IMEF es el de la educación e inclusión financiera, es un tema que da para décadas, bastante importante para México, a todos los niveles de educación y sociales. Estoy estudiando cómo encanchar a nuestros especialistas en trabajos concretos y definir el segmento de la población al que nos queremos dirigir.

___ ¿Qué retos enfrentó Nelly Molina para ser la primera mujer presidente del Instituto?
___ El paso por el IMEF realmente no me ha resultado difícil, tanto hombres como mujeres trabajamos por igual. La diferencia es el compromiso y trabajo que he hecho en todos estos años a través de participaciones en sus comités técnicos, al haber creado un Comité de Infraestructura que no existía; dirigido al grupo más grande que es el de la Ciudad de México y representa aproximadamente el 50 por ciento de su membresía, esto fue muy formativo porque me dio la plataforma para entender cómo dar valor agregado a los socios, organizar eventos de interés para los ejecutivos o la segmentación del tipo de membresía que tenemos. Fue muy revelador en cuanto a conocer lo que el Instituto hace tanto adentro como hacia afuera.

Hay otros campos de infraestructura que pueden atraer inversión y elevar la competitividad del país. Reconocemos que hay balances