Economía

2015, año de más dudas económicas: Monex

Las complicaciones en el sector laboral de Estados Unidos y su inflación estancada provocarán otra desaceleración al cierre de 2014, consideró el grupo financiero.
Clara Zepeda
27 agosto 2014 12:18 Última actualización 27 agosto 2014 12:18
[La divisa mexicana cotiza en 13.5155 por dólar, su peor valor desde julio de 2012. / Bloomberg / Archivo] 

"El 2015 dependerá principalmente de la recuperación de EU, la cual es aún incierta", advirtió Eduardo Ávila, subdirector de Análisis Económico de Monex

CIUDAD DE MÉXICO.- El 2015 representa una gran duda económica para el país, debido a la recuperación frágil de Estados Unidos, y cómo se van a capitalizar las reformas estructurales en México, alertó Monex Grupo Financiero.

Tras un "magro" crecimiento económico este 2014, cercano a 1.9 por ciento, según estimaciones de Monex, el arranque del año que entra está es una incógnita, ya que los problemas en la estructura laboral de Estados Unidos y su inflación estancada le provocarán una nueva desaceleración al cierre del presente año.

"No podemos dar un pronóstico de crecimiento para el 2015, ya que el 2015 dependerá principalmente de la recuperación de EU, la cual es aún incierta", advirtió Eduardo Ávila, subdirector de Análisis Económico de Monex.


En el marco de la presentación "Perspectivas segundo semestre de 2014 de Monex", el economista detalló que el fenómeno de participación del empleo a la baja en Estados Unidos y una inflación estancada, son las principales razones por las que la economía estadounidense está frágil, por lo que se prevé una desaceleración en los próximos meses".

Debido a lo anterior, Ávila reconoció que es difícil prever una tasa de crecimiento en México. Sin embargo, considera que se puede ser cauto y comenzar con una proyección de entre 3 y 4 por ciento, con la expectativa de un mayor crecimiento, por la expectativa de que México comience a capitalizar sus reformas.

El economista de Monex afirmó que la inflación en el 2015 será de 3 por ciento, un comportamiento más seguro que el del crecimiento, debido a que se habrá diluido los efectos de la reforma fiscal y se elimine el incremento mensual de la gasolina y se haga conforme las expectativas de inflación dicho aumento.

PARA 2016

Eduardo Ávila señaló que la expectativa de alza de tasas en EU se postergaría a 2015 ante la holgura laboral y la incertidumbre sobre la inflación, pues los bajos salarios son el ancla para mantener la inflación baja en EU.

"La laxitud monetaria se alargaría a 2016 (alza de tasas), provocando un proceso de normalización más lento".

En tanto, Carlos González, director de Análisis y Estrategia Bursátil de Monex, sostuvo que la elevada liquidez continúa generando una revaluación de activos, por lo que las bolsas de Estados Unidos pueden seguir avanzando, dado que su precio/utilidad es baja.

Es por ello que aún es atractivo el mercado accionario mexicano dadas las bajas tasas de interés, prevé.

Asimismo, el mercado bursátil, sostuvo González, está preparado para recibir ofertas en el mercado de deuda y capitales de empresas listadas y nuevas, por lo que el sistema financiero nacional podrá financiar proyectos energéticos.

PESO CON PESO

La reforma energética impactará positivamente al tipo de cambio, y dependiendo de su implementación, al empleo y finanzas públicas, dijo Ávila.

Para el cierre del año, el tipo de cambio podría cerrar en 12.90 pesos por dólar, mientras que en el promedio se ubicaría en 13 unidades.

Los flujos de capital se van a mantener en el país y llegarán más inversiones, pues México es el único país en el mundo con procesos de reformas, comentó González.


Que aunque México haya llegado tarde a la fiesta energética, se tienen perspectivas favorables sobre México. "Todavía no se saben las dimensiones, pero de que traerá algo positivo, sin duda; ahora, el mayor reto es la implementación", concluyó González.