Brasil
DEPORTES

Neymar se apoyará en su religión para hacer a Brasil campeón

El delantero brasileño Neymar es practicante del pentecostalismo, una doctrina cristiana. Muchos aseguran que su fe lo ayudará a triunfar en el próximo Mundial. “Si Brasil gana, será el héroe nacional, pero si pierde, creo que será el enemigo del país”, dicen.
Bloomberg
15 mayo 2014 21:18 Última actualización 15 mayo 2014 21:23
Neymar, jugador del Barcelona

Neymar fue fichado por el Barcelona este año. (Reuters)

El pastor Newton Lobato Filho estaba dando su sermón dominical una noche neblinosa en Sao Vicente, Brasil, cuando de golpe se detuvo para pedir a un joven flacucho de 14 años que se pusiera de pie.

Ante unos 600 feligreses, dijo al muchacho que Dios le había hablado y revelado que el adolescente sería uno de los mejores jugadores de futbol del mundo. Así recuerda el hijo del pastor, Newton Lobato Netto, ese momento que tuvo lugar hace ocho años en la localidad obrera situada a una hora de Sao Paulo en auto.

El muchacho, que en aquel momento llevaba tres años entrenándose en el mismo club que le enseñó el futbol a Pelé, es quien sostiene ahora las esperanzas de Brasil de ganar la Copa del Mundo: Neymar da Silva Santos Junior.

Cada movimiento de Neymar es discutido por los medios brasileños y su rostro adorna carteles en todo el país. Sus simpatizantes dicen que su religión Pentecostal puede ayudarlo a soportar la carga de guiar a su equipo a la victoria después de que el país gastó 11 mil millones de dólares para organizar el campeonato. Los escépticos dicen que las camarillas religiosas han creado cismas en equipos anteriores.

“Espero que Neymar haga muchos goles”, comentó el hijo del pastor, Lobato Netto, un predicador de 27 años que también trabaja en la Igreja Peniel de su padre. “Vimos a este muchacho venir a la iglesia hace 10 años, era un niño, alguien a quien esta iglesia ayudó. Ver que este muchacho llega a convertirse en el hombre del mundo significaría mucho para todos. Oramos por él”.

Neymar abandonó Brasil para ir a Barcelona el año pasado en un pase discutido por el que su familia terminó embolsándose 40 millones de euros (unos 52 millones de dólares).

Su iglesia ha crecido, en tanto sus feligreses suelen ser actualmente más de mil. Una hilera tras otra de los asistentes jóvenes y viejos se balanceaban y entonaban cánticos religiosos en un edificio que fue ampliado después de su reconstrucción dos años atrás. Mientras los predicadores invocaban analogías con temática futbolística para implorar a su audiencia que siguiera una senda religiosa, se distribuían entre los fieles sobres de color pardo claro.

En el sobre estaba escrito la palabra “Dizimo”, que según los miembros de la iglesia se relaciona con una práctica basada en las escrituras conocida como diezmo, y requiere donar a la iglesia 10 por ciento de los ingresos. Lobato Netto sostuvo que Neymar colaboraba con la iglesia, aunque probablemente no con el 10 por ciento de sus ingresos. “Si fuera así, estaría viendo una iglesia diferente”, dijo.

Neymar, quien firmó un contrato por 44 millones de euros (unos 60.3 millones de dólares) con Barcelona, se negó a hacer comentarios.

Neymar iba a su iglesia en Sao Vicente antes de partidos decisivos cuando jugaba en el Santos, señaló Lobato Netto.

Durante la Copa del Mundo que comenzará este 12 de junio, Neymar cargará con los sueños de 200 millones de brasileños. “Todo el país está presionando a este muchacho. Si Brasil gana, es el héroe nacional, pero si pierde creo que será el enemigo del país”, asegura Netto.

Todas las notas BRASIL