Brasil
deportes

Amañados, los partidos previos a Sudáfrica 2010

Según una investigación de la FIFA revelada por The New York Times, al menos 15 partidos de preparación rumbo al Mundial de Sudáfrica fueron arreglados por una empresa de Singapur, la cual se encargó de corromper silbantes con sobornos de hasta 100 mil dólares.
Redacción
31 mayo 2014 18:2 Última actualización 31 mayo 2014 19:17
La Copa del Mundo es un torneo de alta vulnerabilidad para la corrupción. (Reuters)

La Copa del Mundo es un torneo de alta vulnerabilidad para la corrupción. (Reuters)

Algunos partidos de preparación rumbo al Mundial de Sudáfrica 2010 estuvieron arreglados por árbitros a los que corrompió una empresa con sede en Singapur, según una investigación de la FIFA. 

Los documentos de dicha investigación fueron obtenidos por el diario estadounidense The New York Times. "Al menos 15 partidos" fueron arreglados en la etapa previa a la Copa del Mundo en Sudáfrica, señala el reporte. 

Uno de estos encuentros "comprados" fue el de Sudáfrica vs. Guatemala celebrado en el mes de mayo. El marcador acabó 5-0 a favor del conjunto africano, con dos penales que en realidad nunca existieron. El árbitro que pitó fue el nigeriano Ibrahim Chaibou, quien, según la FIFA, recibió alrededor de 100 mil dólares en diferentes cuentas bancarias. 

The New York Times señala que, "si bien la corrupción ha afectado al futbol desde hace muchos años", este reporte del organismo dirigido por el suizo Joseph Blatter revela "lo fácil que es arreglar partidos en el ámbito profesional". Lo anterior, indica el diario, "deja ver los graves problemas que enfrenta la FIFA y sus federaciones afiliadas en cuanto a su capacidad de vigilar la transparencia del deporte".

Asimismo, deja entrever una posible complicidad de la FIFA, la cual aún no cuenta con programas suficientes para identificar corruptos dentro y fuera de las canchas. 

"Investigadores de la FIFA llegaron a la conclusión de que las personas de la empresa de Singapur probablemente fueron apoyados por funcionarios de la federación sudafricana. Sin embargo, la FIFA no los acusó oficialmente", apuntó el diario. 

EN BRASIL PODRÍA SUCEDER LO MISMO

The New York Times asegura en su amplio reportaje que el problema de corrupción en las canchas podría presentarse en el Mundial de Brasil que ya comienza este 12 de junio. 

"La federación brasileña de futbol es tan vulnerable como la sudafricana, ya que en ambos países existen finanzas inestables, desorden administrativo y divisiones políticas", refiere. 

Ralf Mutschke, el encargado de seguridad de la FIFA, admitió hace algunas semanas que "el arreglo de partidos es un demonio que habita en todos los deportes". 

Además, afirmó que la gente que se encarga de comprar árbitros siempre busca partidos que atraigan altos volúmenes de apuestas o patrocinios, o bien, que los seguidores no se decepcionen de su selección. "Por ello, la Copa del Mundo en general, siempre va a estar en riesgo", aseguró. 

El periódico logró entrevistar al Chaibou, el silbante nigeriano ya retirado que se corrompió en 2010. El reportero le preguntó si conocía a Wilson Raj Perumal, el hombre que presuntamente cerró los negocios. "No conozco a ese hombre. Nunca he tenido contacto con él en mi vida", aseveró categóricamente el árbitro, quien, dice, no ha tenido contacto con la FIFA desde 2011. 

Ni la FIFA ni el New York Times han sido los únicos que han descubierto redes de corrupción en el futbol. Hace un año, la Europol indicó en un reporte que, de 2008 a 2011, se registraron partidos "amañados" en todo el mundo, tanto a nivel de selecciones como de clubes. 

La investigación de la FIFA relata que el 29 de abril de 2010, un hombre que se identificó como "Mohammed" ingresó a las oficinas de la federación sudafricana de futbol en Johannesburgo. Ahí, el individuo ofreció a los árbitros pagar todos sus gastos durante el Mundial y algo más, "entendiendo los problemas económicos que tenía el sindicato". 

Terry Steans, uno de los agentes que realizó la investigación, realizó declaraciones que, en suma, señalaron a la FIFA como cómplice y responsble: "Estoy decepcionado del futbol en general, porque cuando estas cosas pasan, forzosamente deben ser investigadas a fondo e inmediatamente. Pero que el reporte se haga dos o cuatro años después, no es posible, es demasiado tiempo"...

Todas las notas BRASIL