Bloomberg

Ser pobre afecta el cerebro desde el kínder: estudio

Un estudio realizado en EU, en el Economic Pilicy Institute, determinó que las diferencias en materia de riqueza pueden llegar a afectar a los niños en su rendimiento escolar desde el instante en que ingresan al aula.
Natalie Kitroeff
19 junio 2015 21:31 Última actualización 21 junio 2015 5:0
Niño

(Cuartoscuro)

Las diferencias en materia de riqueza pueden llegar a afectar las vidas de los niños estadounidenses desde el instante mismo en que ingresan en un aula, comprobó un estudio.

Las personas con empleos prestigiosos y lucrativos producen hijos con un mejor rendimiento en las pruebas de matemática, lenguaje y memoria, según un análisis publicado el 17 de junio por el progresista Economic Policy Institute, que analizó las evaluaciones de padres y maestros correspondientes a 18 mil niños que iniciaron el jardín de infantes en 2010.

Más allá de las pruebas de aptitud directas, los niños pobres también quedaron rezagados respecto de sus compañeros de clase ricos en rasgos como la persistencia para concluir proyectos, el entusiasmo para captar conceptos nuevos, y el autodominio.

En la mayoría de las habilidades, desde la soltura con los cálculos y las oraciones hasta los niveles de atención, los niños tuvieron un rendimiento mejor a cada nivel más alto en la escala de riqueza. Los estudiantes en la mitad del espectro de estatus socioeconómico tuvieron un rendimiento peor que a los del nivel superior, pero mejor que los que se encuentran levemente por debajo de ellos.

“[Las desigualdades] representan perspectivas de vida sombrías que presagian problemas serios para nuestra sociedad en su conjunto si no los tratamos como la crisis moral y económica que representan”, escribió Emma García, autora del informe.

García utilizó datos del Centro Nacional de Estadísticas de Educación, que está patrocinando un trabajo de investigación a largo plazo de una muestra de niños representativa a nivel nacional, hasta el año en que cursan quinto grado. Al comienzo del año lectivo 2010, los científicos hicieron preguntas a los estudiantes que apuntaron a su familiaridad con las letras, su sentido numérico y su habilidad para seleccionar objetos y recordar largas secuencias de información. También pidieron a los docentes y a los padres que evaluaran el deseo de los niños de aprender, la capacidad para concluir tareas, y la concentración.

ÁREAS COGNITIVAS

Aun controlando un puñado de factores que pueden hacer que los niños tengan menos probabilidades de éxito –como por ejemplo, si leen o no con los padres, o si fueron a preescolar- los más pobres rinden menos.

La lista de las áreas cognitivas donde los niños ricos tienen una ventaja por sobre los pobres es larga. Incluye pruebas de matemática, lenguaje, memoria, abordaje del aprendizaje, entusiasmo por aprender, autodominio, perseverancia, memoria y atención. Los niños pobres también tienen más probabilidades de hacer frente a una serie de problemas psicológicos, como ansiedad, autoestima baja y soledad, y es más probable que enfrenten dichos problemas interviniendo en peleas, interrumpiendo las actividades y actuando impulsivamente.

Los niños negros e hispánicos están en condiciones significativamente peores que los niños blancos: obtienen puntajes más bajos en matemática, lenguaje, memoria y razonamiento. Esto indica que los niños negros e hispánicos tienen dificultades desde el comienzo, pero no debido al color de la piel o la etnia. Al parecer, se debe más al hecho de que casi la mitad de los niños negros e hispánicos viven en la pobreza, lo cual significa que el ingreso familiar está por debajo del 200 por ciento de la línea de pobreza de la Oficina del Censo. Un 13 por ciento de los niños blancos y 17 por ciento de los niños asiáticos son pobres, según esa definición. En total, la cuarta parte de los niños en el estudio vivía en la pobreza.

Cuando algunos de los niños de cinco años inician sus vidas tan lejos de otros niños de la misma edad en cuanto a habilidades básicas susceptibles de cambiar la vida, todo el país tiene un problema, sugirió el informe.

“Al no abordar estas brechas en la educación, perdemos un capital humano de enorme potencial”, escribió García. “Estamos tratando mal a un número demasiado alto de nuestros jóvenes”.

Todas las notas BLOOMBERG
A Honda podría irle mejor sobre dos ruedas que sobre cuatro
Cómo cambió la imagen del tequila a lo largo del tiempo
Por qué estos nachos valen 30 dólares en EU
Una mirada al pasado podría revelar el futuro del iPhone
Una computadora lenta, el drama 'godín' del que pocos se libran
Este hombre gasta millones contra relación Trump-Musk
Cinco cosas que estamos a punto de saber sobre Siria y Trump
¿No te suben el sueldo? La culpa no es tuya, sino de tu empresa
¿Sabes a dónde ir de vacaciones? Branson propone hacerlo bajo el mar
El comercial de Pepsi era bueno... pero en la época 'hippie'
Así es como México la 'rompió' en el mercado petrolero
Cara de Warren Buffett adornará latas de Coca-Cola en China
Esto es lo que Ross quiere tratar en el encuentro entre Trump y Xi Jinping
Ni los mejores seleccionadores de acciones superan a los robots
América Latina necesita más denunciantes
Musk quiere aplastar a la competencia con mayor producción del Model 3
Dejen de culparse unos a otros y empiecen a gobernar: Bloomberg
Google debe cuidar su gallina de los huevos de oro publicitaria
En teoría, el capitalismo reducirá la desigualdad... con el tiempo
Apple se topa con la dura realidad de su iPad
Por qué la gente aún vive y muere en los vertederos de basura
Horario de verano: sin sentido, peligroso y costoso
Si Zara está cayendo, qué será de sus competidores
¿Por qué Snap necesita meterse en la cabeza de sus usuarios?
Hoteles, cómo convencer a sus huéspedes de que no son espiados