Bloomberg

Este pronombre es ‘la llave’ de la Casa Blanca

Un análisis de Bloomberg Polítics de las últimas 10 elecciones demuestra que los candidatos que emplearon más "nosotros" en lugar de "yo" en sus discursos en las convenciones fueron quienes llegaron a la Casa Blanca, salvo en el caso de George H. W. Bush.
Bloomberg
21 julio 2016 19:48 Última actualización 21 julio 2016 20:35
Póster de la campaña de Barack Obama de 2008.

Póster de la campaña de Barack Obama de 2008.

“Él sólo ve por sí mismo”, señala Hillary Clinton sobre Donald Trump. “Ella sólo piensa en sí”, replica Trump.

Cada uno es rápido en pintar al otro como un narcisista y ambos harían bien en demostrar que su rival está equivocado cuando den sus discursos durante sus respectivas convenciones nacionales. Al juzgar por los últimos 40 años de historia presidencial, el candidato cuyo discurso sea más acerca de "nosotros" y menos sobre "yo" es más probable que termine ganando en noviembre.

Un estudio de Bloomberg Politics sobre los discursos de las convenciones que se remonta hasta 1976, la primera vez que ambos partidos tuvieron primarias en todo el país, muestra que el electorado favorece en última instancia a los candidatos que utilizan más "nosotros” (we, us, our, ours, ourselves y let’s) que aquellos que emplean expresiones centradas en “yo” (I, me, my, mine, y myself).

En nueve de las 10 elecciones desde 1976, el candidato que pronunció más "nosotros" en lugar de "yo" en su discurso en la convención ganó la Casa Blanca. La única excepción fue 1988, cuando George H. W. Bush superó a su rival demócrata Michael Dukakis.


UNA BREVE HISTORIA DE “NOSOTROS” Y “YO”

En el discurso de Ronald Reagan en la Convención Nacional Republicana en Dallas en 1984, el "gran comunicador" usó "nosotros" en cada oportunidad. El resultado: 211 "nosotros" frente a sólo 34 "yo" durante su discurso de una hora de duración.

Sí, Reagan también pronunció la frase “hagamos a Estados Unidos grande otra vez”, una frase que se ha hecho fuerte este año con la campaña de Trump, pero más importante, envió un mensaje de confianza al electorado que finalmente le dio 525 votos electorales y cuatro años más en la Casa Blanca.


Ello se debe a que "nosotros" inspira confianza en los demás. En un experimento llevado a cabo por investigadores de universidades de Estados Unidos y Corea del Sur, parejas de completos desconocidos conversaron brevemente en línea mientras completaban una tarea en equipo, luego evaluaban la energía con la que interactuaron en relación con su pareja. Las personas calificadas como más potentes por sus parejas después de la conversación fueron también las personas que empleaban más "nosotros" y menos "yo". Otro estudio encontró que los pacientes perciben una opinión médica como menos experta y confiable cuando se usa “yo”.

Además de inspirar confianza, los “nosotros” reflejan la propia confianza en sí mismo de quien habla y su nivel de responsabilidad. Un estudio sobre las comunicaciones en las cabinas de piloto halló que los miembros de mayor rango en la tripulación empleaban más "nosotros" frente a los tripulantes de menor rango que utilizan más "yo".

En la Convención Nacional Demócrata de 1976 en Nueva York se vio una visible confianza en Jimmy Carter, quien cerró su discurso, como la mayoría de los candidatos modernos hacen, con una agenda para despertar a Estados Unidos.


Cuatro años más tarde, Carter enfrentaba una economía débil y un partido dividido. En esta ocasión, terminó su discurso de forma muy similar pero con una gran diferencia: cambió "podemos" por "yo quiero”.

En 1976 se alió con su audiencia con frases como "Podemos tener un Estados Unidos... podemos tenerlo , y vamos a tenerlo!", ahora imploraba "Todavía quiero lo mismo que todos ustedes quieren... necesito que todos ustedes se unan a mí". De la victoria pasó a la derrota en 1980.


Por último, en 2008 el "Sí, podemos" (Yes we can) de la campaña del entonces senador Barack Obama se enfrentó a la "La nación primero" (Country first) de John McCain. Cuando llegaron las convenciones, la visión optimista de Obama dio lugar a una avalancha de "nosotros" en contraste con los “yo” de McCain enfocados en su trayectoria.


Cuatro años más tarde, Obama nuevamente venció a su rival republicano con más “nosotros” durante su discurso de aceptación de candidatura y luego en las urnas el día de las elecciones.

Hasta ahora en sus debates y discursos la ventaja del "nosotros" frente al "yo" es para Clinton.

Todas las notas BLOOMBERG
Ganancias de bancos en EU alcanzan niveles previos a la crisis
Musk presume que construirá el túnel más largo del mundo… ¿será?
Zona radioactiva de Chernobyl podría albergar gran parque solar
Deja un momento tu iPhone y... ¡aprecia su genialidad!
Drones letales y viajes supersónicos ‘toman’ París
Soy Mohammed bin Salman, heredé un reino ¿Y ahora?
En realidad, Travis Kalanick deja un lugar difícil de llenar
Janet Yellen es la mejor sucesora de sí misma en la Fed
El clima está demasiado caliente para que algunos aviones vuelen
Ya es hora de que el bitcoin se consolide
En Hong Kong sale más barato vivir en un coche que en un 'depa'
¿Buscas culpar a alguien por el escándalo de Uber? Mírate en el espejo
El problema de Zara: ropa barata, acciones caras
Este tipo trata de 'curar' la adicción a la carne, que llama el 'nuevo tabaco'
El futuro de la clase ejecutiva de los aviones ya nos alcanzó
Este papá y Microsoft están luchando con datos contra la muerte de bebés
¿Qué se roban en los restaurantes? De todo, literalmente, de todo
Putin dice que le gusta la gente como Trump
Los bitcoines se miran en el espejo de Wall Street
Huawei no está ebria, aunque podría estar un poco mareada
¿Cómo evitar que la Estatua de la Libertad se ahogue?
Así era el lavado de dinero dentro de Banamex USA
¿Por qué Ford despidió a su CEO?
Aumentan despidos de líderes ejecutivos por mentiras o fraudes
Si Trump cree que puede escapar con despidos, está equivocado