Bloomberg Businessweek

Con o sin EU, la fiesta sigue para los países del TPP

Los miembros del acuerdo comercial han seguido adelante con un proyecto que aún podría generarles ganancias importantes, esté quien esté.
Bloomberg View
22 noviembre 2017 14:42 Última actualización 23 noviembre 2017 5:0
[Japón ofreció eliminar en 75% sus tarifas de bienes en el primer año de TPP / Bloomberg] 

[Japón ofreció eliminar en 75% sus tarifas de bienes en el primer año de TPP / Bloomberg]

Los 11 gobiernos que salvaron el Acuerdo Transpacífico (TPP), incluido el de México, merecen un reconocimiento por mantenerlo pese a la salida de EU. Y son acreedores de otra felicitación por intentar llevarlo aún más lejos. Corea del Sur, Taiwán, Tailandia, Indonesia y Filipinas ya han expresado interés en formar parte. La expansión a un TPP de 16 participantes incrementará los beneficios para todos los involucrados.

Hasta ahora, el TPP de 11 miembros, que fue acordado en términos generales en Vietnam, es muy valioso todavía. La decisión estadounidense de alejarse reducirá alrededor de la mitad de los beneficios económicos de quienes sí permanecen, pero aun así, las ganancias serán grandes, especialmente para Malasia, Singapur y Brunéi, que exportan más al resto de los países del TPP que a EU. De acuerdo con el Instituto Peterson para la Economía Internacional, llevar de 11 a 16 los miembros del TPP triplicaría las ganancias para todos los participantes a unos 500 mil millones de dólares anuales, aproximadamente. Esa cifra es mayor que la esperada con el acuerdo original, en donde sí participaba EU.

Es verdad que llegar a ese punto no será fácil. Expandir más el acuerdo llevará tiempo, ya que Tailandia e Indonesia no están tan emocionados por ingresar, aunque la diplomacia japonesa podría persuadirlos. Taiwán quiere entrar al acuerdo, pero es probable que halle resistencia de China. Y sobre este último país, las naciones del TPP deben asegurar a Beijing que también es bienvenido en el acuerdo, si es capaz de eventualmente adoptar sus elevados estándares.

Con un acuerdo funcional, será cada vez más claro que las ideas de Donald Trump sobre el libre comercio terminarán por lastimar a EU. Los exportadores estadounidenses ya cargan con pérdidas, mismas que el Departamento de Agricultura de su país anticipa que crezcan, a la par que otros países empujan para tener más acuerdos comerciales propios. Los opositores en EU al aislacionismo irán en aumento. Es por eso que, con un poco de suerte, el enfoque maximalista del TPP podría traer a bordo no solo a China, sino también a EU, país que tuvo la idea original del acuerdo y que alguna vez fue el máximo impulsor del libre comercio en el mundo.

En México, el TPP sigue siendo el último ejemplo del compromiso del país con la apertura comercial, y cobra un significado todavía mayor mientras que las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) se complican, nuevamente, sobre todo por EU.