Blogs
Historias de NegoCEOs
Historias casi siempre desconocidas de personajes y empresas importantes en el mundo de los negocios a nivel nacional e internacional.
  • Mario Maldonado

¿Quién gana con la
saturación del AICM?

AICM T2

Las operaciones aéreas en las nuevas instalaciones iniciaron el 15 de noviembre de 2007, con vuelos de Aeromar y Delta Airlines, a las cuales más tarde se trasladaron Aeroméxico, Copa, Lan y Continental Airlines.

Mario Maldonado 09 diciembre 2015 4:55

Los directivos de la hoy atribulada OHL México soñaban con el día en el que el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) –saturado desde hace años– llegara por fin a su máxima capacidad para que su negocio en Toluca floreciera.

Pese a haber tenido buenos años en el 2009 y 2010, la quiebra de Mexicana de Aviación descarrilló el crecimiento del Aeropuerto de Toluca –en el que OHL México posee 49 por ciento de participación accionaria–, pero ahora esa oportunidad vuelve a brillar con la saturación del AICM y su actual director, Alexandro Argudín, un viejo conocido de OHL.

Argudín fue director del Aeropuerto de Toluca durante casi seis años (2006-2012) y logró hacer volar a casi 2.5 millones de pasajeros anuales (2009). Sin embargo, la salida de Mexicana de Aviación en el 2010 dejó espacios en el AICM, atractivos para firmas como Volaris e Interjet, las cuales redujeron significativamente sus operaciones en la capital mexiquense. En 2012 el tráfico anual cayó por debajo del millón y Argudín dejo de ser el CEO de la empresa administradora.

No obstante, lejos de distanciarse de OHL México, Argudín les hizo un guiño desde su nueva posición como titular de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), una dependencia de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

Tan pronto fue nombrado director general de la DGAC, en diciembre del 2012, se enfocó en analizar el tráfico aéreo de la Ciudad de México y el 17 de abril del 2013 emitió una declaratoria de saturación del Aeropuerto de la Ciudad de México en la franja de horarios que va de las 6 am a las 8 pm.

En comentarios posteriores, Argudín y otros funcionarios de la DGAC dijeron que ante este escenario lo mejor para las aerolíneas sería buscar aeropuertos alternos como el de Toluca, lo cual fue secundado por el gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila.

En el 2013 el tráfico de pasajeros en el Aeropuerto de Toluca mejoró frente al 2012 y alcanzó casi un millón 100 mil usuarios, lo cual representó un alza de 21 por ciento. Sin embargo, se volvió a caer en el 2014 a cerca de 700 mil pasajeros.

Fue entonces que el 29 de septiembre del 2014, la DGAC, todavía a cargo de Argudín, emitió una nueva declaratoria de saturación del AICM: “La resolución concluye que en más de 52 ocasiones, en determinadas horas, las operaciones rebasan el número máximo que puede ser atendido por hora”.

Y añadió que “para garantizar una operación segura y eficiente en el AICM se considera el número menor (sic) de la capacidad estratégica de los Servicios de Control de Tránsito Aéreo”, lo cual quiere decir que o las aerolíneas disminuyen sus operaciones o envían sus vuelos a otros aeropuertos o enfrentarán retrasos, como los que ocurren en casi cinco de cada de 10 vuelos nacionales en el aeropuerto capitalino, de acuerdo con las estadísticas más recientes de la SCT, a julio del 2015.

Alexandro Argudín fue nombrado director del AICM en noviembre del 2014. Desde entonces a la fecha, el tráfico en la terminal aérea capitalina aumentó 12 por ciento y, a decir de los expertos, no hay más capacidad para las nuevas operaciones.

Quizá por eso, el presidente de OHL México, José Andrés de Oteyza, se mantiene optimista ante la saturación del AICM. En una carta a los inversionistas, con motivo del informe anual 2014 de la constructora y operadora de concesiones, escribió: “En septiembre del 2014, el Gobierno Federal (a través de la DGAC) emitió de nueva cuenta una declaratoria de saturación del AICM, por lo que la perspectiva de negocio para el Aeropuerto de Toluca debe valorarse teniendo en cuenta que en los próximo años, además de su propio movimiento de pasajeros, habrá que atender el exceso de aquellos que no puedan ser atendidos desde el AICM”.

Los dichos de Oteyza bien valen la pena ponerlos en el contexto de lo que en julio del 2012 dijo el director general de OHL México, Juan Osuna, en una conferencia con analistas: “El compromiso del nuevo gobierno (de Enrique Peña Nieto) con este sistema (de aeropuertos) nos hace sentir muy confiados de que las cifras van a ser muy diferentes… puede tardar algún tiempo pero creemos que va a ser una situación diferente empezando por el siguiente año”, indicó.

Y es que años atrás, el entonces secretario de Comunicaciones y Transportes del Estado de México, Gerardo Ruiz Esparza –actual titular de la SCT federal– prometió que “al terminar la administración del gobernador Enrique Peña Nieto la terminal mexiquense tendría entre 10 y 11 millones de pasajeros al año”, muy lejos del millón con el que podrían cerrar el 2015.

Aún le quedan tres años de mandato presidencial a Enrique Peña Nieto y algunos más a OHL por hacer crecer el tráfico en la terminal mexiquense… todo, en tanto se construye el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México, que estaría listo hacia el 2020.

Por cierto, OHL ya alzó la mano para participar en las licitaciones que se llevarán a cabo para desarrollar esta multimillonaria obra de infraestructura, la más grande del sexenio de Enrique Peña Nieto.

Escríbeme a mmaldonado@elfinanciero.com.mx y a @MarioMal

Aquí puedes seguir todos mis textos: Historias de NegoCEOs

Acerca del autor
  • Mario Maldonado
An Error Occurred: Internal Server Error

Oops! An Error Occurred

The server returned a "500 Internal Server Error".

Something is broken. Please e-mail us at [email] and let us know what you were doing when this error occurred. We will fix it as soon as possible. Sorry for any inconvenience caused.