Blogs
Historias de NegoCEOs
Historias casi siempre desconocidas de personajes y empresas importantes en el mundo de los negocios a nivel nacional e internacional.
  • Mario Maldonado

Mexicanos no invierten en Facebook ni Twitter

Blog NegoCEOs identidad OK

Blog NegoCEOs identidad OK

Mario Maldonado 10 febrero 2014 9:21

Ninguna casa de bolsa de México tiene registradas inversiones en Facebook o Twitter, las redes sociales que más han deslumbrado a los inversionistas globales tras su colocación en los mercados de capitales de Estados Unidos.

A diferencia de Apple y Google, empresas a las que algunas corredurías mexicanas sí han apostado parte de sus recursos, las firmas fundadas por Mark Zuckerberg y Jack Dorsey no han sido lo suficientemente atractivas para los jefes de inversión de las instituciones financieras.

“Cuando me preguntan si invertiría en Facebook o Twitter digo que no porque no entiendo bien su modelo de negocio, no sé cómo realmente van a generar ingresos en el largo plazo”, me dice Alejandro Legorreta, uno de los inversionistas más prominentes de México, desde su despacho de Las Lomas de Chapultepec.

Alejandro Legorreta es el CEO de Sabino Capital, un despacho de inteligencia financiera que realiza inversiones en empresas públicas, principalmente de la Bolsa Mexicana de Valores. También es parte del consejo de Accival, la casa de bolsa de Banamex. El año pasado hizo inversiones bursátiles superiores a 50 millones de dólares y también financió algunas startups mexicanas.

Al igual que muchos inversionistas globales, Alejandro Legorreta piensa que el valor de empresas como Facebook o Twitter no está justificado en sus indicadores fundamentales ni en su perspectiva de crecimiento, por lo que su alta valuación es más bien un factor de especulación. El CEO de Sabino Capital cree que éstas pueden ser burbujas que en cualquier momento pueden reventar.

En noviembre pasado, a unos días de la colocación accionaria de Twitter en el New York Stock Exchange, publiqué en EL FINANCIERO que el valor de capitalización de la red social era mayor al de Televisa y TV Azteca juntas.

Escribí que el auge de esta redes sociales también ha creado nuevos multimillonarios. Tras la oferta de acciones de Twitter, Evan Williams, uno de sus cofundadores, aumentó su fortuna a 2 mil 600 millones de dólares. Con esto superó la riqueza personal de empresarios mexicanos como Emilio Azcárraga, la cual asciende a 2 mil 500 millones de dólares, y de otros empresarios mexicanos de tradición como Carlos Hank, Roberto Hernández y Alfredo Harp.

Otro caso de una empresa con menos de 10 años, pero con un atractivo envidiable es Facebook. Esta red social tiene un valor de capitalización de 114 mil millones de dólares, casi el doble del de América Móvil (que asciende a 74 mil millones), la empresa de telecomunicaciones más extensa de América Latina, propiedad de Carlos Slim, el segundo hombre más rico del mundo, según Bloomberg.

El boom de estas redes sociales se debe al número de usuarios que tienen (Facebook con más de mil 230 millones y Twitter con 241 millones) y al potencial para monetizarlos a través de la publicidad. Sin embargo, la euforia causada en los mercados de valores es, para muchos analistas e inversionistas, injustificada.

Posdata

¿Cuál acción crees que tuvo más rendimiento los últimos tres años, la de Apple o la de Liverpool? Ésa es una de las preguntas que Alejandro Legorreta disfruta hacerle lo mismo a jóvenes estudiantes que a experimentados hombres de negocios. Deslumbrados por los estilizados dispositivos de la marca más valiosa del mundo, la mayoría responde de forma automática: “la de Apple”.

Pero se equivocan: en los últimos tres años, el rendimiento de las acciones de la cadena mexicana de tiendas departamentales fue de 61 por ciento, mientras que el de la empresa fundada por Steve Jobs fue de 47 por ciento. 

@MarioMal

Acerca del autor
  • Mario Maldonado
An Error Occurred: Internal Server Error

Oops! An Error Occurred

The server returned a "500 Internal Server Error".

Something is broken. Please e-mail us at [email] and let us know what you were doing when this error occurred. We will fix it as soon as possible. Sorry for any inconvenience caused.