Blogs
Historias de NegoCEOs
Historias casi siempre desconocidas de personajes y empresas importantes en el mundo de los negocios a nivel nacional e internacional.
  • Mario Maldonado

Germán Larrea,
el magnate que odia perder (I)

Germán Larrea

Germán Larrea (Especial)

Mario Maldonado 31 marzo 2016 4:55

Germán Larrea odia perder. Por eso, cuando un purasangre panameño le arrebató el triunfo a su multipremiado caballo ‘Huitlacoche’, en la recta final del Clásico del Caribe, en diciembre pasado, el multimillonario mexicano montó en cólera. Su entrenador de cabecera, Fausto Gutiérrez, reclamó airadamente lo que parecía ser una obstrucción que impidió a Huitlacoche llevarse el trofeo y 400 mil dólares para la cuadra San Jorge, la cual heredó de su padre Jorge Larrea.

El enojo del empresario mexicano, me explicó el periodista especializado, Rubén Haces, se debió a que “a todas luces fue un robo”, y a que Germán Larrea no está acostumbrado a perder. En el Hipódromo de las Américas, el llamado rey del cobre también ‘impone su ley’. Su cuadra San Jorge tiene un porcentaje de efectividad de 93 por ciento. El año pasado, sus purasangre compitieron en 656 carreras, casi lo doble que su más cercano competidor, y ganaron 613; 194 en primer lugar.

Este año la suerte sigue de su lado. Entre enero y febrero del 2016 sus purasangre de nombres exóticos –Point Determined, Impervious y Free Thinking– han obtenido primero, segundo o tercer lugar en 72 de 77 carreras realizadas en el Hipódromo de las Américas, con lo que se han embolsado poco más de 800 mil pesos.

Para el magnate dueño de las mineras Grupo México y Southern Copper, la cadena Cinemex y las ferrocarrileras Ferromex y Ferrosur, a quien Bloomberg le calcula una fortuna de 9 mil 100 millones de dólares, los purasangre no pintan en sus negocios, pues son más bien una afición heredada. Sin embargo, este hobbie, que lo ha llevado a invertir varios millones en la compra y crianza de purasangres, también ha derivado en el monopolio de las carreras de caballos en México, al grado que ha ocasionado la salida de varios de sus competidores, según una fuente del recinto hípico.

Rubén Haces, autor de la columna Hipódromo en el diario Esto, corrobora que Germán Larrea –el empresario mexicano más enigmático– era asiduo visitante del Hipódromo de las Américas, el cual construyó en 1943 el mejor amigo de su padre: Bruno Pagliai, un prominente empresario italoamericano. No obstante, después de que la presidencia de la República hiciera pública una foto de él, en la que saluda a Enrique Peña Nieto, en septiembre del 2014, las visitas del multimillonario prácticamente se extinguieron.

Desde que tomó el control de Grupo México, en 1994, Germán Larrea había logrado conservar un exagerado bajo perfil, al grado de que quienes buscaban ponerle rostro al hombre detrás de las tercera productora de cobre más grande del mundo y de la mayor tragedia minera: Pasta de Conchos, tenían que recurrir a la misma foto, borrosa, en blanco y negro, de la cual incluso se duda su autenticidad.

Pero todo cambió el 18 de septiembre del 2014, cuando en la página de presidencia de la República se posteó, entre otras imágenes, la foto de Larrea junto al presidente Enrique Peña Nieto, tomada durante un evento del Grupo Financiero Banamex.

Por aquellos días, Larrea lidiaba con el derrame de 40 mil metros cúbicos de ácido de sulfato de cobre de su mina Buenavista en el cauce de dos ríos de Sonora, por el cual Grupo México pagó a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente 23.6 millones de pesos de multa, además de la creación del fideicomiso de 2 mil millones de pesos para remediar el daño.

También por esos días, Germán Larrea renunciaba al Consejo de Administración de Grupo Televisa, pues una de sus empresas (Cinemex) pidió participar en la licitación de las nuevas cadenas de televisión abierta, en la que finalmente no presentó una oferta. Después, buscó asociarse con Radio Centro, que presentó una oferta y no cumplió con el pago de la contraprestación, pero en la recta final se cayeron las negociaciones.

Germán Larrea no solo odia perder en el Hipódromo, también ha hecho hasta lo imposible por ganar batallas en contra del Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP) tras un intento de compra hostil; se ha enfrentando con un fondo inglés para dirimir un pleito accionario dentro de la minera Southern Copper, y hasta con un broker inmobiliario para pagar menos dinero por un dúplex en Chicago.

Estos y otros episodios de la vida de Germán Larrea serán escudriñados en las dos siguientes entregas de esta columna, a partir de entrevistas con una decena de personajes cercanos al multimillonario ‘invisible’, quien nunca ha concedido una entrevista pública y alrededor de quien giran muchas historias.

Hasta entonces

Escríbeme a mmaldonado@elfinanciero.com.mx y a @MarioMal

Aquí puedes seguir todos mis textos: Historias de NegoCEOs

Acerca del autor
  • Mario Maldonado
An Error Occurred: Internal Server Error

Oops! An Error Occurred

The server returned a "500 Internal Server Error".

Something is broken. Please e-mail us at [email] and let us know what you were doing when this error occurred. We will fix it as soon as possible. Sorry for any inconvenience caused.