Blogs
Activo Saludable
Activo Saludable
  • Héctor Ramos

Cuando todo falla ante el cáncer

Activo Saludable Grande Identidad

Activo Saludable Grande Identidad

Héctor Ramos 24 febrero 2014 15:7

Un análisis genético ayuda a elegir la quimioterapia que si va a funcionar, y que con suerte, causará menos efectos adversos.

Para las personas que han recibido distintos tratamientos oncológicos y que su médico ya no sabe qué fármaco prescribir, o que tras haber sobrevivido al cáncer, tienen que volver a enfrentarlo al padecer metástasis, el Análisis Genómico Tumoral (AGT) ahorra tiempo y dinero, así como puede salvar la vida del paciente.

Con el AGT se estudian los 50 genes tumorosos más frecuentes en el mundo, y se pueden identificar hasta tres mil posibles mutaciones.

“Aunque no todas las compañías aseguradoras cubren el costo de la prueba, muchas si lo están haciendo, - y las que todavía no, están muy interesadas -, y esto es porque así evitan que al paciente se le suministre tratamientos que además de no servir, implican un fuerte gasto”, comentó a Activo Saludable de El Financiero, el doctor Horacio Astudillo de la Vega, investigador en oncología molecular.

En México, el AGT se realiza en Nanopharmacia Diagnóstica, tiene un costo de 4 mil dólares y solo se aplica cuando el cáncer “ha regresado”.

El procedimiento consiste en que primeramente se le toma una muestra del tumor al paciente (biopsia), y después de analizarlo en el laboratorio de patología y de confirmar que es cáncer, se somete al análisis genómico.

Las muestras del tumor son introducidas en el chip que se muestra en la imagen, y luego la computadora “descifra” el código genético para indicarle al médico, cuál es el fármaco que mejor le va a convenir al paciente. “Este instrumento es de mucha valía, tomando en cuenta de que existe 30 por ciento de probabilidades de que un tumor se vuelva a presentar por segunda vez en la vida de una persona”, apuntó el doctor Astudillo de la Vega.

El investigador en oncología agregó que aunque de manera ideal debería ser la forma con la que universalmente se debería atender el cáncer, en la actualidad el protocolo solo está aprobado para pacientes con metástasis en los que ya hayan fallado uno o varios tratamientos.

Caso práctico

• Mujer con cáncer de mama en la que después de la primera mastectomía se volvió a presentar el tumor.
• Al aplicar el AGT se puede identificar el tipo genético de su tumor con lo que se elige el fármaco blanco molecular que permite personalizar la terapia.
• Ventaja: al saber con precisión el fármaco que se tiene que emplear se gana tiempo para restablecer al paciente y se ahorra dinero en quimioterapias que solo desgastan al bolsillo y a los afectados.
• Contra: Además de los 4 mil dólares que cuesta el AGT, también hay que adquirir la terapia blanco molecular, la cual es costosa.

Para tener en mente


Ninguna política pública, ningún especialista, nadie en particular cuidará de su persona como usted,
ya que solo en sus manos está procurar, alcanzar y mantener la salud, pues el mejor aliado es quien se refleja cuando se está frente al espejo.
Activo Saludable

Intercambiando saberes a través de:
activosaludablemex@gmail.com
FB: Activo-Saludable
Twitter: @Activosaludable

Acerca del autor
  • Héctor Ramos
An Error Occurred: Internal Server Error

Oops! An Error Occurred

The server returned a "500 Internal Server Error".

Something is broken. Please e-mail us at [email] and let us know what you were doing when this error occurred. We will fix it as soon as possible. Sorry for any inconvenience caused.