Bajío

Universitarias en Querétaro crean gomita con cáscara de naranja

La cáscara de naranja es desechada en la industria mexicana; sin embargo, en esta iniciativa reutilizan varios de sus componentes, como la pectina y aceites esenciales, por medio de lo cual se obtiene un producto útil y económico.
Alan Contreras
17 enero 2017 9:59 Última actualización 17 enero 2017 9:59
Alumnas de la UAQ son responsables del proyecto

Alumnas de la UAQ son responsables del proyecto

QUERÉTARO, Qro.- Alumnas de la Ingeniería en Biotecnología de la Facultad de Química de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) desarrollaron una golosina saludable, derivada de la cáscara de naranja.

De acuerdo con Mariana Vázquez Narváez, responsable de este proyecto que cuenta con financiamiento del Fondo de Proyectos Especiales de Rectoría (Foper), la cáscara de naranja es desechada en la industria mexicana; sin embargo, en esta iniciativa reutilizan varios de sus componentes, tal es el caso de la pectina y aceites esenciales, por medio de lo cual se obtiene un producto útil y económico.

Para esta tarea, el equipo recolecta los desechos de esta fruta provenientes de las cafeterías de la Máxima Casa de Estudios de la entidad.


“Se propone el aprovechamiento de la cáscara de naranja generada por parte de negocios, tales como cafeterías tanto de la universidad como del municipio o incluso empresas jugueras, para la extracción de pectina y aceites esenciales a gran escala; así se logra la elaboración de un producto natural, al mismo tiempo que se contribuye a la reducción de desechos orgánicos”, manifestó la estudiante.

La segunda fase del proyecto consiste en estandarizar todas las técnicas; someter la golosina a pruebas de estabilidad, vida de anaquel, inocuidad y mercadotecnia, así como generar una etiqueta para que se convierta en un producto comercializable a nivel local.

El proceso inicia con la recolección y limpieza de la cáscara de naranja de la cafetería de la Facultad de Química; después se utiliza un horno de convención para secarla, se muele y se tritura; el polvo resultante es utilizado para la extracción de pectina, la cual se deja reposar y se le aplica un lavado de etanol para eliminar residuos de acidez; finalmente, se dejar secar a temperatura ambiente.