Bajío

Toyota generará oportunidades para Querétaro

La armadora japonesa llegará al municipio de Apaseo El Grande, Guanajuato, con dos empresas satélite, lo cual generará oportunidades para los proveedores locales, además de una demanda importante de mano de obra.
Lucero Almanza
19 octubre 2016 10:26 Última actualización 19 octubre 2016 10:26
Toyota incluirá frenado automático en sus vehículos (Reuters)

Toyota (Reuters)

QUERÉTARO, Qro.— Tanto el sector privado como las autoridades estatales y municipales de la entidad, se preparan para la llegada de la planta automotriz de Toyota, en materia de mano de obra e infraestructura, dijo Marco Antonio del Prete Tercero, secretario de Desarrollo Sustentable del estado.

Mencionó que la armadora japonesa llegará al municipio de Apaseo El Grande, Guanajuato, con dos empresas satélite, lo cual generará oportunidades para los proveedores locales, además de una demanda importante de mano de obra.

Las autoridades de la Sedesu, junto con el gobernador del estado, se reunieron con representantes de Toyota durante la pasada misión comercial que realizaron a Japón, donde se comentaron las necesidades de la empresa automotriz en la región.


“Por la cercanía que tendrá la planta con el estado –son ocho kilómetros desde Apaseo El Grande- eso generará una gran demanda de personal, así que lo platicamos con ellos, cuál será su demanda a mediano plazo para que el estado esté preparado para surtir esa mano de obra y no descuidar la demanda que ya existe con las empresas que ya están instaladas en la entidad.”

De esta forma, indicó que ya se tienen detectados algunos proyectos, aunque continúan con el análisis, toda vez que Corregidora, por ejemplo, está más cerca de donde se ubicará la planta, que municipios de Guanajuato, como Celaya.

Además, aseguró que a partir del proyecto, Corregidora se convertirá en un punto natural para el desarrollo de vivienda y servicios, que requerirá inversiones hacia el mediano y largo plazos.

“Toyota va a llegar con la planta principal y con dos empresas satélites, evidentemente habrá muchas más proveedurías para mantenimiento, y para diferentes componentes, de suministros, y ahí debemos estar preparados”, agregó el funcionario.

El inicio de la construcción de la planta automotriz se tiene considerado para mediados de noviembre de este año. La planta tendrá una capacidad de producción máxima de 200 mil unidades por año y ensamblará una nueva versión del sedán Corolla para Norteamérica.