Bajío

TIC’s ganan terreno         en el sector gasolinero

En los últimos 10 años, empresas de tecnologías de la información y comunicación (TIC’s) han ganado terreno en el sector gasolinero del país, al abastecer la demanda de procesos informáticos requerida por las estaciones de servicio y los proveedores de las mismas.
LOURDES DURÁN PEÑALOZA
18 septiembre 2015 12:10 Última actualización 18 septiembre 2015 12:10
Gasolinera

Las estaciones de servicio aún tienen margen para mejorar su rentabilidad: AMPES. (Foto: Cuartoscuro)

QUERÉTARO, Qro.— En los últimos 10 años, empresas de tecnologías de la información y comunicación (TIC’s) han ganado terreno en el sector gasolinero del país, al abastecer la demanda de procesos informáticos requerida por las estaciones de servicio y los proveedores de las mismas.

Tan solo al interior de la Asociación Mexicana de Proveedores de Estaciones de Servicio (AMPES), el 40 por ciento de los afiliados desarrolla alguna actividad relacionada con sistemas administrativos, controles volumétricos o tecnologías de la información como tal. “Eso habla de que es ahí donde hay la mayor oportunidad de crecimiento”, afirmó el presidente de la asociación, Ricardo Boué Iturriaga.

Explicó que las necesidades y requerimientos que ha habido a la hora de reportar el pago de impuestos ante el Servicio de Administración Tributaria, así como el control estricto por parte de Petróleos Mexicanos y la Secretaría de Hacienda, detonaron la utilización de nuevas herramientas y modelos informáticos en las empresas.


En este sentido, las compañías TIC’s supieron aprovechar la situación; y se advierte que con la reforma energética continuará el surgimiento de nuevas empresas de este sector, dado que actualmente se están conformando nuevas normas respecto de la construcción, mantenimiento y operación de las gasolineras.

Hay muchas cosas que mejorar en términos de rentabilidad, para que las estaciones sean negocios más abiertos, con más elementos de venta. Eso va a ayudar a que la inversión se mantenga animada. Las estaciones van a ser tiendas donde se van a poder comprar tiempo aire y obtener servicios bancarios. Los propios dispensarios se van a convertir en terminales punto de venta, como una caja registradora en una tienda de autoservicio.”