Bajío

Tecnología alemana para emprendedores queretanos

Desde hace tres años, Carlos y Estela Aguilar emprendieron su propio negocio que ha crecido de manera imparable debido a las alianzas con sus clientes. Ellos son los únicos proveedores en el país de las consolas alemanas de electroestimulación Miha Bodytec.
Maricela Paz
01 agosto 2016 7:45 Última actualización 01 agosto 2016 7:45
Ejercicio con electroestimulación

Ejercicio con electroestimulación

QUERÉTARO, Qro.— Desde hace tres años, Carlos y Estela Aguilar emprendieron su propio negocio que ha crecido de manera imparable debido a las alianzas con sus clientes. Ellos son los únicos proveedores en el país de las consolas alemanas de electroestimulación Miha Bodytec.

Desde Querétaro distribuyen este instrumento a diferentes gimnasios o centros de rehabilitación especializados en diferentes partes de la República Mexicana. Además de dar el instrumento, ellos también capacitan a sus clientes sobre el manejo del mismo, pero también sobre cómo hacer rentable el sistema como negocio.

La máquina de electroestimulación sirve tanto para terapias de rehabilitación de alguna parte del cuerpo, como para hacer ejercicio y ver los resultados más rápido con tan sólo una sesión a la semana de 20 minutos.


De acuerdo con Carlos Aguilar, de cada 10 máquinas que se distribuyen en México, siete son de la marca alemana, por lo que hasta el momento cuentan con una cartera de clientes con 168 negocios, los cuales por cada consola adquirida reportan un retorno de seis mil pesos al día.

“Nosotros conocimos la tecnología en Europa, concretamente en España, yo me dediqué muchos años en trabajar en deporte de alto rendimiento y rehabilitación en España, en la parte de mercadotecnia, ahí fue donde vimos la oportunidad de traer esta tecnología a México, porque aún no había llegado”, comentó Estela Aguilar.

Para que Carlos y Estela se conviertan en proveedores de un negocio, éste necesita invertir mínimo 300 mil pesos para adquirir una consola junto con las asesorías y cursos que se necesitan para ponerla a funcionar, mientras que ellos prometen que en menos de un año recuperarán la inversión total.

“Nuestro trabajo es poner a chambear a los emprendedores, a nuestros clientes. Nosotros lo que vendemos es tiempo, yo no puedo hacer que mis clientes pierdan tiempo, por lo que las máquinas las entregamos inmediatamente”, aseguró Carlos Aguilar.

Estos emprendedores apuestan a un negocio donde la promesa es utilizar la tecnología de electroestimulación para hacer que el cliente final adquiera mayor fuerza, velocidad y cambios positivos en el cuerpo de forma rápida, con una sola sesión de ejercicios de 20 minutos a la semana.

Los clientes finales de las empresas que adquieren el servicio de Miha Bodytec, son profesionistas que cuentan con poco tiempo para hacer ejercicio pero que necesitan ver resultados en corto plazo.