Bajío

Taxis Aéreos Redwings aterrizan en Querétaro

Este jueves, la compañía Redwings, dedicada en exclusiva a operar vuelos privados tanto de jets como de helicópteros ejecutivos, oficializará el inicio de sus operaciones en Querétaro.
Lourdes Durán Peñaloza
02 septiembre 2015 11:55 Última actualización 03 septiembre 2015 8:10
REDWINGS

La empresa opera desde 2007 y tiene su base en el Aeropuerto Internacional de Toluca. (Cortesía)

QUERÉTARO, Qro.- La empresa de renta de aeronaves Redwings oficializará este jueves el inicio de sus operaciones en Querétaro, a donde en breve trasladará la base de operaciones con que actualmente cuenta en el Aeropuerto Internacional de Toluca.

La llegada a Querétaro de Redwings marca la pauta en el rumbo del mercado de los taxis aéreos en la entidad, un nicho hasta ahora poco explotado.

La empresa, que opera en México desde 2007, ofrece tarifas de 3 mil 500 y 4 mil 500 dólares por hora ocupada, dependiendo del tamaño de la aeronave.


En el primero de los casos, dispone de jets privados tipo Bell 407, con capacidad para albergar hasta 6 pasajeros. En el segundo, cuenta con aeronaves tipo Hawker 800 XP y Beechjet 400, ambas con capacidad para albergar hasta 8 pasajeros.

Además del servicio de renta de aeronaves, Redwings también ofrecerá mantenimiento y reparación de aviones en el hangar con que cuenta en el Aeropuerto Internacional de Querétaro (AIQ), en cinco modelos distintos.

PROYECTO INTEGRAL

Para operar en el estado, Redwings desarrollará un centro de operaciones de base fija (FBO) en las inmediaciones de la terminal aérea quertana, informó el CEO de la compañía, Bernardo Moreno.

El proyecto, que comenzará a construirse la semana entrante, considera un edificio de tres pisos que albergará una recepción, un centro de operaciones y toda la parte relacionada con la contabilidad y finanzas de la empresa.

A su vez, incluye la disposición de cuatro salas VIP con un restaurante, además de una sala para pilotos. La idea es que el edificio reciba a quienes llegan a Querétaro en sus propios aviones.

En suma, Redwings considera una inversión cercana a los 10 millones de dólares para el estado.

“Vamos a ser la imagen de Querétaro a la llegada de los inversionistas. Hasta ahora se ha peleado porque vengan las líneas aéreas, pero el que invierte, el que hace fábricas, el que genera empleos, el que decide dónde poner los millones para generar plantas, no viene en líneas comerciales, sino en su avión.”

De acuerdo con Moreno, la compañía busca desarrollarse en el centro del país bajo una visión integral.

Los taxis aéreos, el centro de mantenimiento, el traslado de la base de operaciones y el proyecto del FBO forman parte de esta visión.
A fin de complementar las actividades que desarrollará en Querétaro, Redwings pondrá en marcha una escuela de oficios especializados en aviación, misma que comenzará a funcionar en el corto plazo.

CONSOLIDACIÓN

La historia de Redwings se remonta al 2007, año en que la compañía comenzó a administrar aviones de un tercero, poniéndolos en renta cuando el dueño no los utilizaba. La idea inicial buscaba generar un ingreso para que el activo se financiara solo.

Así empezaron hace ocho años, con un avión; luego sumaron un helicóptero.

“Las ventas fueron mucho mejor de lo que esperábamos en cuanto a vuelos, sobre todo en helicópteros. Con el paso del tiempo hemos crecido en las dos ramas”, refirió Moreno.

A la fecha, Redwings dispone de un total de 14 aeronaves, de las cuales 10 son aviones (propios y de terceros) y cuatro helicópteros (tres propios y uno administrado).

La flota vuelta alrededor de 3 mil horas al año.

A nivel República, Redwings está presente en Toluca, el Distrito Federal, León, Guadalajara y Querétaro.

En el caso particular del estado la compañía comenzó en el año 2010, con la renta de un hangar en el AIQ. Hasta ahora, sus operaciones aquí se enfocaron únicamente al mantenimiento y reparación de aeronaves.

“El costo-beneficio del proyecto está en un aeropuerto no tan transitado y un poco subutilizado, situación que nos beneficia mucho a nosotros. Creímos mucho en Querétaro, pese a que Querétaro no nos apoyó en un principio”, comentó el CEO de Redwings.

La compañía genera actualmente 54 empleos en el estado. Se prevé que a finales del año entrante alcance los 150, en tanto que a un plazo de cinco años el proyecto contribuiría con al menos 250 empleos a la planta productiva del estado.
Redwings hace alarde de ser una de las cuatro empresas en México que cuentan con dos certificaciones internacionales: la Wyvern y la IS-BAO, lo que a decir de Moreno “da una garantía al cliente de que está en las mejores manos”.