Bajío

Sector franquicias crecerá 12% en el Bajío durante este 2015

El sector franquicias en la región Bajío podría alcanzar un crecimiento del 12 por ciento durante este año, dos puntos porcentuales por encima de lo que crecería el país, indicó la consultora Gallástegui Armella Franquicias.
Sirse Rosas
23 febrero 2015 11:49 Última actualización 23 febrero 2015 12:4
franquicia

Las cafeterías son uno de los giros que tendrán un mayor desarrollo en este 2015. (Foto: Bloomberg)

QUERÉTARO, Qro.— El sector franquicias en la región Bajío podría alcanzar un crecimiento del 12 por ciento durante este año, dos puntos porcentuales por encima de lo que crecería el país, indicó el presidente ejecutivo de la consultora Gallástegui Armella Franquicias, Juan Manuel Gallástegui.

Con tren o sin tren, Querétaro es la entrada del sector al Bajío, que ha venido creciendo de manera impresionante con la llegada de pequeños y grandes centros comerciales, los cuales se van a llenar de franquicias. Esta tendencia se va a replicar a ciudades grandes como León o San Luis Potosí, y luego a ciudades más pequeñas como Celaya y Salamanca”, señaló.

Aseguró que el Bajío es la región que este año va a tener el mayor crecimiento en el mundo de las franquicias, no sólo en materia de nuevos puntos franquiciados, sino también será un mercado que facilitará el desarrollo de marcas.


“Seguirán creciendo en el noreste y occidente, pero el Bajío tiene un potencia espectacular; es un mercado que va a facilitar que muchas empresas nuevas comiencen a desarrollarse en esta zona, porque las grandes ciudades -Ciudad de México, Monterrey y Guadalajara- empiezan a tener barreras por los altos costos de los locales en los centros comerciales”, afirmó.

Por ello, agregó, la recomendación de la consultora es iniciar en ciudades con gran potencial, como las del Bajío, para luego ir hacia otros mercados.

“El Bajío será en este año, después de la Zona Metropolitana de la Ciudad de México, la región que más crezca, con un promedio anual del 12 por ciento. En cuanto a tendencias, el giro de alimentos se mantiene, pero se está dando un fuerte repunte en bebidas, específicamente hablando del té y el café”, comentó.

Sobre el difícil panorama económico que se prevé para este año, Gallástegui aseguró que en los últimos 25 años, se ha demostrado que las franquicias sobreviven a las crisis.

“En época de crisis, las franquicias van mejor, porque quien invierte en un negocio probado se va a encontrar con rendimientos más interesantes que los que tiene el mercado cambiario, la bolsa de valores o los mercados inmobiliarios. Los rendimientos de las franquicias con rendimientos y rentabilidad pobres andan por el orden del 14 o 15 por ciento”, aseveró.

Recalcó que estos rendimientos se obtienen a pesar de que se presente una baja en el consumo, porque de todas formas la gente va a seguir comprando y lo hará en establecimientos que ofrezcan los mejores precios y productos, como es el caso de las franquicias.