Bajío

Se quintuplican las empresas japonesas en el Bajío

El número de compañías pasó de 83 en el año 2011 a 452 al cierre de 2015. En el caso de Querétaro, la cifra aumentó de 14 a 63 firmas japonesas en el periodo, de acuerdo con el embajador de Japón en México, Akira Yamada.
Lucero Almanza
13 julio 2016 7:8 Última actualización 13 julio 2016 7:25
akira yamada

Akira Yamada, embajador de Japón en México. (Especial)

En los últimos cinco años, la cantidad de empresas japonesas instaladas en la zona del Bajío ha crecido poco más de cinco veces, lo que refleja la confianza de los inversionistas nipones en la región, destacó el embajador de Japón en México, Akira Yamada.

Indicó que el número de compañías pasó de 83 en el año 2011 a 452 al cierre de 2015. En el caso de Querétaro, la cifra aumentó de 14 a 63 firmas japonesas en el periodo.

“Yo siempre digo, no hay ningún país fuera de México donde crezca con tanta rapidez la inversión japonesa, el número de empresas japonesas. Y sobre todo en el Bajío, incluyendo Querétaro, están aumentando radicalmente las compañías japonesas, principalmente en el sector automotriz”, sostuvo.


En México se ubican más de mil empresas niponas, expuso.


El diplomático comentó en entrevista que en los últimos cinco o seis años, el capital japonés se ha concentrado en la zona del Bajío –Guanajuato, Querétaro, Aguascalientes y San Luis Potosí- así como en Jalisco.

Reconoció la importancia que tanto las autoridades japonesas como los empresarios han dado al desarrollo de capital humano para la industria, de tal forma que cuando las firmas orientales contratan a su personal, se busca atender a una capacitación y apoyo técnico para que se incorporen de la manera más eficiente a los procesos de producción en las plantas.

Actualmente, indicó, más de 90 por ciento del personal en las compañías japonesas es mexicano.

De esta forma, destacó, esta inversión tanto física como en recurso humano, detona la economía de Querétaro y de los estados del Bajío. “Es la generación de empleo, el desarrollo de recursos humanos y la transparencia de la tecnología avanzada”, comentó.

El embajador Akira Yamada refirió que México atrae la atención de los inversionistas debido a su política comercial, que incluye en primer lugar, el Acuerdo de Asociación Económica entre Japón y México –que tiene más de 10 años-, además de acuerdos de libre comercio con muchas naciones en todo el mundo.

También, dijo, destacan las condiciones de estabilidad laboral y el desarrollo de infraestructura.

Expuso que si bien hoy en día la inversión japonesa en México se concentra en la industria automotriz, hay oportunidades para diversificar su participación en el futuro, en sectores como el de energía, farmacéutico, de tecnología, entre otros.