Bajío

San Luis Potosí recupera terreno en el Bajío

Con la expectativa de la llegada de BMW y Ford, San Luis Potosí se mantiene como punta de lanza en el sector industrial, mientras sus vecinos bajan el ritmo.
Thamara Martínez
30 junio 2016 8:6 Última actualización 30 junio 2016 8:19
SLP

La economía de San Luis Potosí creció 5.5% en el último trimestre de 2015, su mejor resultado en 3 años. [WTC Industrial]

La economía potosina ha dejado atrás el marasmo económico que la caracterizó en los últimos años, para convertirse en punta de lanza del desarrollo económico de la región Bajío.

Mientras Aguascalientes, Guanajuato y Querétaro moderaron su tasa de expansión económica, San Luis Potosí registró un repunte de 5.5 por ciento en el último trimestre de 2015, su mejor resultado en tres años.

Durante el cuarto trimestre del año pasado el Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal (ITAEE) registró un crecimiento significativamente menor en la mayoría de los casos. Sólo San Luis Potosí describió una mayor tasa de crecimiento que la del año previo.


De acuerdo con el INEGI la actividad económica en Aguascalientes creció a su menor ritmo en tres años, en el caso de Querétaro la economía redujo su crecimiento luego de crecer a doble dígito en el año previo.

Guillermina Rodríguez, directora de análisis económico de Grupo Financiero Banamex, explica que es muy difícil mantener tasas de crecimiento de dos dígitos, aun cuando se observaron algunas inversiones en el sector automotriz, el principal pilar de crecimiento de la zona.

“Estamos hablando de crecimientos superiores a los que han mostrado China o la India, la dinámica en esta magnitud es difícil de sostener”, consideró Rodríguez.

Otro factor que ha restado impulso al crecimiento del bloque y que ha desestabilizado el andar del sector industrial de la región es la desaceleración de las exportaciones.

La directiva de Banamex detalló que se han reportado signos de debilidad en la demanda de productos manufactureros, principalmente por parte de Estados Unidos.

Sin embargo, la región potosina se destaca también como punta de lanza en la rama industrial, ya que al concluir el año reveló el crecimiento más sólido entre los estados del Bajío, toda vez que el índice de actividad industrial en el estado creció 6.7 por ciento frente al año anterior.

El desempeño de la industria en los otros miembros del bloque desaceleró. En Guanajuato y Querétaro el indicador sumó 3.9 y 2.3 por ciento, respectivamente; mientras que en Aguascalientes logró un avance marginal de 0.7 por ciento.

Al parecer, las inversiones realizadas en el sector automotriz en años previos empiezan a materializarse en San Luis y Guanajuato. Guillermina Rodríguez afirma que San Luis Potosí parecía haberse rezagado en estos buenos resultados “pero ya comenzamos a ver números mucho mejor posicionados”.

ESCENARIO EXTERNO

Pese a que la dinámica de cada uno de los estados del Bajío es diferenciada, en todos los casos ésta resulta muy susceptible a los giros del mercado y del capital de inversión externo, el principal consumidor y proveedor de inversiones productivas de la zona.

Evidencia de ello es que los flujos de Inversión Extranjera Directa (IED) hacia el Bajío dan señales de mesurado crecimiento, incluso de contracción.

Datos de la Secretaría de Economía indican que IED en Aguascalientes y San Luis Potosí cayó más de 65 por ciento en el primer trimestre de 2016, hilando dos y tres años de bajas consecutivas para el mismo periodo, correspondientemente.

De igual forma la IED instalada en Guanajuato durante los primeros tres meses del año fue 8.7 mayor que hace un año, vale mencionar que en el primer trimestre de 2015 la inversión en el estado se redujo 25 por ciento.

No obstante, la inversión sigue llegando a Querétaro, que luego de que cayera más de 70 por ciento en el primer cuarto de 2015, este año se elevó poco más de 28 por ciento.