Bajío

San Luis Potosí busca jefe de la policía estatal 

La Dirección de Seguridad Pública del estado quedó acéfala tras la renuncia de Pablo Castellanos.
MARTHA ZARAGOZA
21 abril 2016 8:34 Última actualización 21 abril 2016 8:41
Arturo Gutiérrez

Arturo Gutiérrez, titular de la Secretaría de Seguridad Pública.

SAN LUIS POTOSÍ, SLP.- La Dirección de Seguridad Pública del Estado se encuentra acéfala luego de que su titular Pablo Castellanos, presentara su renuncia la semana pasada, aunque fue hasta este miércoles cuando fue aceptada, luego de ser analizada por el gabinete de seguridad.

Ante esta situación el titular de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, Arturo Gutiérrez, expresó en entrevista que por el momento es el único encargado de la dependencia y que posiblemente será esta semana cuando se nombre al nuevo director.

“En este momento yo soy el único encargado de la Seguridad Publica en el estado, a lo mejor esta semana nombremos al nuevo titular de la Dirección de Seguridad Pública del Estado, estamos analizando diferentes perfiles, con el objetivo de elegir el mejor”.


En lo que se refiere precisamente al perfil, Gutiérrez García dijo que buscan a alguien que sea originario de San Luis Potosí, que tenga una carrera profesional, que sea buen administrador, con experiencia en cargos parecidos y sobre todo, que haya pasado las pruebas de control y confianza.

No se descarta, añadió, que venga de otras corporaciones como el Ejercito Mexicano, la Marina Armada de México o la Policía Federal.

El coronel Pablo Castellanos duro poco más de seis meses en el cargo, tiempo en el que se vio envuelto en diversas acusaciones por parte de los propios elementos de la Policía Estatal, quienes lo acusaron de diversos abusos cometidos en su contra, como cambios de adscripción indebidos, además de falta de pago de viáticos, entre otros cosas.

Además su llegada a la administración de Juan Manuel Carreras López, causo polémica, ya que estuvo en cárceles militares de 1999 al 2001, por el delito de ejercicio indebido del servicio público, en su modalidad de autoría intelectual, debido a la sustracción de archivos confidenciales del Ejército Mexicano