Bajío
REPORTAJE

San Francisco del Rincón: sombrero mexicano que conquista al mundo

Ocho de cada diez sombreros que se comercializan en México provienen de San Francisco del Rincón, Guanajuato, y nueve de cada diez de los que se exportan. No por nada se autoproclama como "la capital mundial del sombrero".
ROCÍO HERNÁNDEZ MONREAL
23 noviembre 2015 9:12 Última actualización 23 noviembre 2015 12:47
SOMBREROS

La industria sombrerera se encuentra en su segundo auge, debido a que la moda e innovación llegó tanto en la maquinaria como en los materiales; lo que les abrió aún más los mercados nacionales y extranjeros. [Rocío Hernández]

SAN FRANCISCO DEL RINCÓN, Gto.— Nueve de cada diez sombreros que exporta México se fabrican en este municipio guanajuatense, y 80 por ciento de las piezas que se comercializan en territorio nacional provienen de sus talleres.

No por nada se autoproclama como la “capital mundial del sombrero”.

De acuerdo con la Coordinadora de Fomento al Comercio Exterior del Estado de Guanajuato (Cofoce), 30 empresas del sector asentadas en el municipio son exportadoras.


Durante los primeros ocho meses del año registraron ventas al exterior por 11.87 millones de dólares, lo que representó un crecimiento de 16.3 por ciento comparado con el mismo periodo del 2014.

María Trinidad Rocha Sánchez, representante de la Asociación Sombrerera, dice que este crecimiento “se debe a que hemos volteado nuestros ojos hacia otros mercados, porque estábamos enfocados sólo al norte con Estados Unidos y Canadá, ahora nos diversificamos a Brasil, Perú, Chile y Alemania próximamente, porque existen grandes oportunidades de mercado”.

Además, dijo, es la segunda actividad económica más fuerte después del tenis en el municipio, y aunque solamente son 14 las empresas afiliadas a la asociación de casi 150, será un reto integrar a las demás para que en conjunto se reciban más apoyos y se den de alta en Hacienda.

Y es que al igual que el sector calzado, dijo, tienen miedo a los nuevos procesos del Régimen de Incorporación Fiscal (RIF).

Los pequeños productores se han acercado a los más grandes para hacer alianzas de venta para exportación.

“Queremos que esas 30 empresas exportadoras se multipliquen, porque tenemos mucho mercado y debemos llenarlos de sombreros”, puntualizó Rocha Sánchez.

DE CADA 10 EMPRESAS, TRES SON SOMBRERERAS

Actualmente de cada 10 empresas de este municipio, cinco son del calzado, sobre todo tenis y tres son sombrereros, ubicados principalmente en la cabecera municipal, o zona centro.

La administración local considera al sector como una de las actividades económicas más importantes del municipio, por lo que para los próximos tres años se gestionarán con gobierno federal y estatal diferentes apoyos, sobre todo para el crecimiento de las pequeñas y medianas empresas, con la expectativa de superar los 3 millones de pesos que se tuvieron el año anterior.

El director de Desarrollo Económico municipal, Alberto Méndez Pérez, señaló que la actual administración apoyará al emprendedor que proyecte ideas novedosas e innovadoras para el sector, a fin de que puedan desarrollar su plan de negocios con recursos de préstamos a fondo perdido y para maquinaria.

También impulsará la consolidación de los que ya tienen su empresa pero necesiten especializarse o renovar su maquinaria, pues aunque se trata de un proceso artesanal, se ocupa maquinaria para eficientar su productividad y buscar nuevos mercados. En este caso se darán financiamientos de hasta 900 mil pesos.

De igual forma, se pretende buscar la certificación e incorporación de las empresas. De acuerdo con datos del INEGI, en San Francisco del Rincón se localizan 84 empresas dedicadas a la fabricación y distribución de sombreros, así como a la elaboración de partes de este producto; sin embargo, el municipio reitera al igual que la asociación, que son cerca de 150 unidades.

INDUSTRIA TRADICIONAL, LARGA HISTORIA

La industria tradicional de San Francisco del Rincón es la fabricación de sombreros. Desde la época colonial, hacia mediados el siglo XVIII, ya se fabricaban con palma traída de la tierra caliente michoacana.

Hoy los materiales con los que se hace el sombrero son papel arroz, algodón, poliéster, palma, pelo de conejo, algas marinas y torzal; las líneas que elaboran son sport, tejana, vaquero, clásico y de moda, entre estos productos suman 60 modelos para niño, dama y caballero.

Elaborar un sombrero en papel arroz involucra treinta y cinco procesos; en el caso de tela se realizan cincuenta; el 50 por ciento se hace aún de manera artesanal, el resto con máquinas.

El municipio guarda el orgullo de que en la pasada visita del Papa Benedicto XVI a México en el año 2012, en su paso por esta localidad le fabricaron un sombrero charro totalmente hecho a mano, con palma de trigo, lentejuelas y 10 mil metros de hilo dorado, con una imagen de la Virgen de Guadalupe en la parte interior.

Esto, a pesar de que un empresario chino (Wu You Lin) es dueño de los derechos de autor de la virgen mencionada desde el año 2012, lo cual provocó que algunos productores ya no la pudieran plasmar en el interior de los sombreros de exportación.

Hoy, este producto se exporta a varios países, como Estados Unidos, Brasil, Guatemala, Canadá, Nicaragua, Argentina, Costa Rica, Chile, Colombia, Panamá, Bolivia, Italia y Francia.

En México se vende sobre todo en los estados del norte como Chihuahua, Nuevo León, Tamaulipas, Zacatecas, Coahuila, Durango, Sonora y del centro -Guanajuato, Jalisco, Aguascalientes, Michoacán y Querétaro-, además del Distrito Federal.