Bajío

Remesas hacia al Bajío crecen a su mayor ritmo en diez años

De acuerdo con las cifras publicadas por el Banco de México, Guanajuato, Querétaro, San Luis Potosí y Aguascalientes captaron 15.4 por ciento del total de las remesas en el país durante el primer trimestre.
Jassiel Valdelamar
03 mayo 2016 7:28 Última actualización 03 mayo 2016 7:43
remesas

Se prevé que el flujo de remesas mostrará un crecimiento superior al 5% durante el seguntro trimestre, según informe de Banorte Ixe. (Bloomberg)

Las remesas que envían los trabajadores mexicanos en el extranjero hacia el Bajío (Querétaro, San Luis Potosí, Guanajuato y Aguascalientes) se incrementaron más de 10 por ciento en el primer trimestre del año, en comparación con los tres primeros meses del año pasado.

Además, este fuerte repunte fue el más elevado en 10 años para un primer trimestre, ya que solamente es superado por el crecimiento de 25.9 por ciento registrado en el periodo enero-marzo del año 2006.

De acuerdo con las cifras publicadas por el Banco de México, estos cuatro estados de la República captaron en conjunto 958 millones 456 mil dólares (el monto más grande desde 2001), es decir, 15.4 por ciento del total de las remesas durante el primer trimestre.


“Dada la trayectoria actual que ha presentado el empleo para los migrantes mexicanos en Estados Unidos, consideramos que el flujo de remesas continuará mostrando un crecimiento superior al 5 por ciento durante el segundo trimestre del año”, mostró un informe de Banorte Ixe.

A nivel nacional, Guanajuato fue el tercer estado con mayor captación de remesas familiares, con un monto de 550 millones 972 mil dólares, lo que representó un crecimiento de 8.2 por ciento frente al primer trimestre de 2015. Michoacán y Jalisco fueron las entidades que acapararon la mayor cantidad de divisas, con 643 millones 380 mil dólares y 588 millones 436 mil dólares, respectivamente.

Por su parte, San Luis Potosí se colocó como la segunda entidad dentro del Bajío con el mayor número de remesas, al recibir 206 millones 633 mil dólares, mostrando un incremento de 14.9 por ciento en comparación con el mismo periodo del año pasado.

Querétaro, uno de los estados de la República con mayor crecimiento económico en los últimos años, recibió 111 millones 190 mil dólares en el primer trimestre, reflejando un crecimiento de 11.3 por ciento frente al 2015. En tanto, Aguascalientes recibió 89 millones 862 mil dólares, cifra superior a los 80 millones 557 mil dólares del periodo enero-marzo del 2015.

Cabe resaltar que a nivel nacional, entre enero y marzo de este año, las remesas familiares sumaron un monto de seis mil 215 millones de dólares, una cantidad nunca antes vista desde que existen registros en el Banco de México. En este sentido, el crecimiento fue de 8.6 por ciento trimestral anualizado, el más elevado para un periodo similar desde el 2006.

En términos de pesos, las remesas familiares se colocaron en un monto histórico de 39 mil 42 millones de pesos, lo que significó un crecimiento de 13.49 por ciento en comparación con marzo del 2015. Sin embargo, esta tasa de crecimiento fue la más baja para un tercer mes desde 2013, además de que fue la menor desde enero del año pasado.

Los expertos de Banorte aseguran que en el largo plazo la depreciación del peso mexicano realmente no tiene una incidencia positiva sobre el envío de remesas. Sin embargo, señalan que en el corto plazo una fuerte depreciación del peso sí puede tener un impacto sobre el flujo enviado, simplemente porque el poder adquisitivo de la remesa es más alto en México que en Estados Unidos.

“pfp"