Bajío
especial

Realidad aumentada llega a las fábricas del Bajío

Los lentes holográficos se han convertido en herramienta para entrenar operadores,  leer códigos,  manejar equipos y máquinas y obtener informes de producción. 
Alan Contreras
01 diciembre 2017 9:9 Última actualización 01 diciembre 2017 9:16
realidad aumentada y lentes holográficos

Cidesi impulsa la introducción de los lentes holográficos en las empresas de la región. [Fotoarte: Esmeralda Ordaz]

El Bajío avanza hacia la industria 4.0 con la adopción de nuevas tecnologías en sus procesos productivos, como la realidad aumentada.

Un ejemplo es el trabajo que desarrolla el Centro de Ingeniería y Desarrollo Industrial (Cidesi) -organismo del Conacyt- con las empresas Seglo Logistics, en Guanajuato, Valeo y Safran, en Querétaro, para el uso de holográficos como herramienta para entrenar operadores, leer códigos, manejar equipos y máquinas, así como obtener informes de producción.

El Cidesi realiza los diseños 3D que son proyectados en hologramas a través de los lentes, de tal manera que los trabajadores pueden ver las máquinas, los engranes, baleros y otros componentes en tamaño real.

O ver una simulación de un ala de aeronave, para saber si se va a romper, cuánto se flexiona o si va a transmitir calor. O dar indicaciones a un robot o maquina únicamente moviendo las manos o tecleando en el aire.

Con los lentes también se pueden ver y expandir pantallas o video, y operar botones.

Lo que debes saber de los lentes
1.- Microsoft, Google, Toshiba y Sony son algunas de las empresas que desarrollan los hololens que a través de hologramas ofrecen la realidad aumentada, mismos que ahora reconocen gestos con las manos, es decir movimientos con las extremidades a través de los cuales se puede interactuar.

2.- Los lentes actuales tienen sonido, micrófono, internet, posicionamiento GPS, entre otros beneficios. Hoy los lentes pesan alrededor de 400 gramos, pero en un futuro se usarán más ligeros, de entre 50 a 100 gramos. Tienen un precio de alrededor de 130 mil pesos en el mercado y se deben comprar con el software correspondiente.

3. Con estas gafas pueden formarse equipos de trabajo y generar información que se convierta a su vez  en realidad aumentada. Quienes los usan pueden convivir con su entorno, porque los lentes son transparentes y traslúcidos. Los hololens que el Cidesi utiliza son para desarrollo de aplicaciones y sólo corren aplicaciones ya desarrolladas.

4.-Investigadores piensan que el futuro en la población es el uso de gafas holográficas o inteligentes, desplazando las computadoras, las laptops y los teléfonos celulares, ya que despliegan información e imágenes que se pueden manipular mediante botones virtuales.


El centro de investigación también concursa por recursos del Conacyt para trabajar con otras seis empresas en la introducción de hololends en diferentes proyectos.

De acuerdo con Noé Reyes, director de sistemas de automatización del Cidesi, la tendencia es que la industria incorpore este tipo de tecnología porque incrementa la eficiencia y disminuye los costos de sus procesos de producción.

“Las pruebas que nosotros hemos hecho con los equipos que hacemos han sido totalmente exitosas, estamos en el proceso de presentarles esa tecnología a todos nuestros clientes y que la aprendan a usar”, refirió.

Con Safran el Cidesi realiza un proyecto enfocado a entrenar operadores para dar mantenimiento a trenes de aterrizaje, utilizando los lentes holográficos

Con las compañías automotrices, Valeo y Seglo Logistics, trabaja en la sustitución de máquinas por realidad aumentada, en áreas de calidad, operación y producción. Los proyectos con estas tres empresas durarán entre seis y ocho meses.

“El sector automotriz está muy interesado en este tipo de proyectos”, dijo Noé Reyes.

En Seglo Logistics esta herramienta se utiliza, junto con otras tecnologías, para que el operador no use ambas manos y pueda leer códigos. El uso de entre seis y diez tecnologías de este tipo en la compañía es en el área de ensamble y estaciones de trabajo, y para el surtimiento de partes en almacén.

También esta empresa implementa desde el año pasado los lentes en su centro de entrenamiento de personal que se ubica en Silao, Guanajuato, y también lo hace en armadoras en Puebla, directamente en las plantas de General Motors y Ford.

La cantidad de lentes por proyecto es de aproximadamente tres para cada uno, aunque serían gafas de menores especificaciones a los Microsoft Hololens y más ligeras.

La empresa Innovación, Estrategia y Transferencia Tecnológica AC colabora con el Cidesi en la introducción de gafas inteligentes en diversas empresas. Por lo pronto, ya tiene seis proyectos en compañías del sector turismo, médico, automotriz, logístico y bienes de consumo, ubicadas en Querétaro, Guanajuato, Ciudad de México, Puebla y el Estado de México.

Julio César Caballero, director de la Oficina de Transferencia de Tecnología de la organización, dijo que el uso de los lentes inteligentes ayuda a las empresas porque no se usa papel, eficienta y optimiza procesos, reduce costos y desplaza tecnologías obsoletas.

“Se están haciendo pruebas con la tecnología para asimilarla. Si se utiliza durante muchas horas, la tecnología causa mareos y dolor de cabeza. Debe haber proceso de armonización entre la tecnología y operador para que ambos se adapten. Aunque no siempre será la mejor opción, pues hay otras tecnologías que pueden ayudar a otras empresas, como la simulación y la realidad virtual”, detalló.

Y A TODO ESTO, ¿QUÉ ES LA REALIDAD AUMENTADA?

La realidad aumentada es una realidad montada sobre otra, o mejor dicho una realidad holográfica montada sobre la realidad humana. La realidad permite colocar información e imágenes encima de la visión humana, que se pueden manipular.

De acuerdo con ingeniero Noé Reyes, director del área de automatización del Cidesi en Querétaro, hace algunos años las empresas comenzaron a usar tecnología de realidad aumentada, mediante celulares y tabletas electrónicas, con la finalidad de obtener información, en ventas de productos, principalmente automóviles, o para abrir información de mantenimiento.

La tendencia es que las máquinas no tengan botones, sino que éstos se encuentren en plataformas que aparecen en la realidad aumentada de los lentes, a través de los cuales se pueden operar, es decir, se convierten en botones virtuales.