Bajío

Querétaro, preparado para el nuevo escenario económico: IP

Con el recorte, se "esfuma" el proyecto de la Universidad de Pemex en la entidad.
SIRSE ROSAS
18 febrero 2016 7:33 Última actualización 18 febrero 2016 7:45
Querétaro

Querétaro muestra un panorama económico sólido, dicen empresarios. [Archivo]

QUERÉTARO, Qro. La iniciativa privada queretana se encuentra preparada para hacer frente a los efectos del recorte en el gasto federal y aumento en las tasas de interés anunciados ayer por la Secretaría de Hacienda y Banxico.

De acuerdo con el presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco), Manuel Ruiz López, “es algo que ya veíamos venir, pero esperamos que proyectos federales de gran impacto como el hospital regional del IMSS no sean afectados”.

Sin embargo, debido a que Petróleos Mexicanos tendrá el mayor recorte, se esfuma la posibilidad de que se le dé continuidad al proyecto de la Universidad Pemex que se tenía con Querétaro.


El líder sectorial destacó que Querétaro muestra un panorama económico sólido. “Podría haber una disminución en la inversión para Querétaro por parte de la Federación, pero no creemos que pudiera ser considerable”.

Agregó que ante el alza en las tasas de interés habrá que tener mayor precaución y contratar créditos sólo en caso de que sean estrictamente necesarios y de ser posible, a tasas fijas.

Por su parte, el presidente del Club de Industriales, Luis Alfonso García Alcocer, dijo que el sector industrial se encuentra preparado para hacer frente a unos ajustes que “reflejan la realidad actual” y que no frenarán la productividad.

“Es un reflejo de la realidad, desde que la Reserva Federal de Estados Unidos ajustó sus tasas en diciembre pasado, se esperaba un ajuste para México. Lo esperábamos en el sector productivo más alto, pero definitivamente con ese incremento, más los tres o cuatro puntos que cobra la banca según tu historial crediticio, todavía se puede hacer negocios y trabajar en México”, declaró.

Aseguró que estos ciclos de ajuste siempre han estado presentes, por lo que al sector productivo en el país sólo le resta adaptarse, aprender a trabajar con ellos y con la volatilidad del dólar.

“En un principio la gente siempre se pone muy nerviosa, pero después de unos meses empezamos a trabajar otra vez en un clima de actitud positiva y producción. Tenemos muchos años gozando de los beneficios de no incremento y tenemos que producir con estas nueva visión y con estas nuevas tasas”.

Reconoció que habrá un ajuste en los precios de los productos; sin embargo, no serán significativos.