Bajío

Querétaro, modelo para las ciudades medias de México: AMAI

La mezcla de una población tradicional con más de 400 años de historia y el nuevo comercio e industria abonan a un nuevo estilo de comunidad.
Alan Contreras
03 agosto 2017 19:50 Última actualización 04 agosto 2017 5:40
Querétaro.

Querétaro, uno de los mercados con mayor potencial en el país. [Alan Contreras]

Querétaro puede ser un modelo relevante para las ciudades medias de México y sería ideal que sus características se replicaran en otros estados para que existieran en el país otros polos de desarrollo, dijo Alejandro Garnica, vicepresidente de la Asociación Mexicana de Agencias de Inteligencia de Mercado y Opinión AC (AMAI).

Su combinación de población tradicional con más de 400 años de historia y la influencia del nuevo comercio e industria generan cambio, mientras que el gran tamaño de la población joven y la alta migración abonan a un estilo de comunidad distinto que provoca demanda de nuevos productos y servicios.

Querétaro, dijo Garnica, es uno de los mercados con mayor potencial a nivel nacional, por la relevancia de su industria, que impulsa tasas de crecimiento envidiables para muchas entidades del país.

CONGRESO

La AMAI llevará a llevará a cabo el próximo día 31 el Congreso ‘Querétaro, el Coloso del Bajío, industria y sabor con sentido’, en las instalaciones de la Universidad Mondragón México (UMx), Campus Querétaro.

En este encuentro participarán más de 29 ponentes y expertos que durante dos módulos ofrecerán sus conocimientos sobre investigación de mercados. Entre ellos, Óscar Balcázar, presidente de AMAI y Arturo Alvarado, rector de la UMx.

Alejandro Garnica consideró a Querétaro un mercado viable para los negocios y el emprendedurismo, que además destaca por sus características demográficas y ubicación.

La industria primaria, el comercio, servicios y la actividad del conocimiento son áreas oportunidad ideal para quienes pretenden desarrollar un negocio en el estado.

El principal reto de Querétaro, mencionó, es armonizar el desarrollo que conjunta lo tradicional y lo moderno, así como ordenar su crecimiento, sin perder sus características humanas y de convivencia.