Bajío
reportaje

Querétaro, hacia la industria 4.0

​La vocación manufacturera que ha adoptado el estado provoca una demanda cada día mayor por parte de las empresas de componentes y servicios tecnológicos, mismos que se busca desarrollar a nivel local, con técnicos e ingenieros especializados.
Lucero Almanza
31 marzo 2017 7:18 Última actualización 31 marzo 2017 7:32
Digitalización industrial es necesaria en México. (Shutterstock)

Digitalización industrial es necesaria en México. (Shutterstock)

El desarrollo de software embebido, el big data analytics, el internet de las cosas, procesos de business intelligence (BI), así como empresas dedicadas al desarrollo de drones e impresión 3D, son segmentos que colocan al estado de Querétaro en la ola de la revolución 4.0, la nueva revolución industrial.

De acuerdo con información dada a conocer por la Secretaría de Desarrollo Sustentable del estado (Sedesu), la industria del software representa 2.5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) de la entidad; en tanto que el sector de las tecnologías de la información (TI) reportó un crecimiento anualizado de 2.5 por ciento en 2016, lo que deja ver el valor y el avance de este tipo de actividades a nivel local.

“Hoy Querétaro está siendo punta de lanza en la famosa revolución 4.0”, asegura el titular de la Sedesu, Marco Antonio del Prete Tercero.

Expone que la vocación manufacturera que ha adoptado el estado, conlleva a una demanda cada día mayor por parte de las empresas de componentes y servicios tecnológicos, mismos que se busca desarrollar a nivel local, con técnicos e ingenieros especializados.

FOCOS
Cuarta revolución. Se basa en el uso de la robótica y las tecnologías de información en los procesos de manufactura.

Rubros. La industria 4.0 se refiere a procesos y servicios como, el internet de las cosas, big data analytics, business intelligence, learning y software embebido

Querétaro. El software representa el 2.5% del PIB en el estado y en 2016 el sector de TI local creció 2.5% anual

Manufactura. Los sectores donde se adopta la industria 4.0 son automotriz y autopartes, aeroespacial, electrodomésticos y artículos eléctricos y agroindustria.


“El sector de TI creció 2.5 por ciento en 2016 y esto se debe a la ‘mentefactura’ –desarrollo de capital humano en el ámbito del conocimiento y la innovación tecnológica- que existe en la entidad”, afirma Del Prete.

“Somos punteros en el internet de las cosas, en la llamada revolución 4.0”, enfatiza. “En el big data analysis, tenemos despachos que se dedican al software de movilidad, varias fábricas de software, business intelligence, learning, software embebido.”

Comenta que actualmente las autoridades de la Sedesu se encuentran en pláticas con diversos desarrolladores de software, para que puedan empezar a integrar estos componentes en las piezas industriales.

Así, afirma, se están produciendo en Querétaro aquellos elementos que se incorporarán a los vehículos automotores, en los electrodomésticos y en la industria aeroespacial.

“Somos líderes en animación digital, diseño, telecomunicaciones y redes, todo esto abarca la industria en el estado”, sostiene Del Prete.

La llamada cuarta revolución industrial, posterior a la energía de vapor, la electricidad y la electrónica, se basa en el uso de la robótica y las tecnologías de información en los procesos de manufactura.

El potencial que tiene Querétaro en actividades de innovación tecnológica, permite el impulso de proyectos de negocio, tanto por parte de grandes corporaciones como en el desarrollo de pequeñas y medianas empresas y proyectos de emprendimiento.

El reto, a su vez, es el desarrollo de especialistas y técnicos con altos conocimientos informáticos, habilidades comunicativas y versatilidad para atender la demanda del mercado.

ESTÁ ATERRIZANDO

Sebastián Romo, director general de la empresa queretana Tridi, comenta que la industria 4.0 se trata de cómo llevas la industria a estar conectada con todo y a digitalizarla. Son varios pilares, uno de ellos es el internet de las cosas, otro es el movimiento maker, que se refiere a cómo desde la planta se pueden llevar a cabo todos los procesos, sin necesidad de terceros y el tema de que la gente esté preparada para todo esto.

Tridi ha desarrollado el negocio en impresión 3D en el sector industrial, donde ven un potencial sobre todo en el sector automotriz. Con tres años de operación, y presencia en Querétaro y León –Guanajuato-, el proyecto ha logrado consolidarse a partir del estudio y conocimiento del mercado, señala 

“Nosotros entramos más en el tema del maker, de cómo fabricar las cosas sin gastar tanto en el proceso; y hay personas que se dedican al internet de las cosas, donde conectan un dispositivo a internet para que lo puedas controlar o monitorear desde cualquier lugar”, refiere.

Para el director de Tridi, la perspectiva sobre la industria 4.0 en Querétaro está aterrizando, pero ya hay empresas en la actividad manufacturera que se han dedicado a sistematizar y a automatizar sus producciones desde hace varios años.

Menciona que son procesos muy costosos hoy en día, porque la tecnología cuando es nueva, es cara. Así, por ejemplo, los sensores que se pueden incorporar a la 4.0 son relativamente muy económicos, como tales, pero, al momento de crear toda una plataforma digital, eso hace que los costos de un proyecto aumenten a cientos de miles de dólares.

En el tema de manejo de datos, las compañías reconocen la importancia de generar más estadísticas y más precisas, para tener más información valiosa, sin embargo, es imposible manejar estadística de manera manual, por lo que se requiere de programas y servicios para lograr una mejor atención en este respecto.

“Para hacer un manejo adecuado de la información haces uso de softwares, la ciberindustria o ciberanalización, que sean capaces de manejar 250 millones de datos en cinco minutos”, destaca Sebastián Romo. Y estos sistemas también son costosos, ya que si bien hay cotizaciones que pueden estar en alrededor de 25 a 30 por ciento del presupuesto para sistemas, la mayoría se invierte en otro software.

“Así que todavía hay una discrepancia entre decir: ya compro todo para poder conectarlo, y realmente poderlo conectar en los procesos”, advierte el director de Tridi.

PASO LENTO

Por su parte, Jorge Buitrón Arreola, presidente del Vórtice IT Clúster Querétaro, considera que la inserción de Querétaro a la industria 4.0 ha sido lenta en el sentido de que muchas empresas todavía no la conocen a fondo.

Por ello, la labor de los especialistas y empresarios del clúster de TI es difundir la información sobre esta industria, y concientizar a las compañías sobre lo que implica adoptar toda la nueva tencología en sus procesos de producción y qué pasos tiene que dar para ello.

“Porque no puedes llegar a una planta y decir simplemente que necesitas 20 robots. Tienes que partir de un diagnóstico básico y cómo algunos pasos te ayudan, como por ejemplo, sensorizar una parte de la línea de producción le puede permitir ahorrar costos, observar sus fallas de producción para realizar correcciones, son cosas que poco a poco los empresarios se van dando cuenta.”

“No puedes considerar una planta del futuro si todavía te tropiezas con los clavos en la pata, es concientización”, puntualiza.

Añade que en Querétaro hay firmas que se dedican al desarrollo de robots inteligentes, con visión de alta velocidad; también, por ejemplo, existen compañías enfocadas al segmento de sensorización, ya tenemos en ese tema capacidad de hacerlo.

Para apoyar el avance del sector de TI en la entidad, las instituciones educativas también hacen su parte. La Universidad Tecnológica de Querétaro (Uteq) y la empresa Intel inauguraron recientemente el laboratorio Creativity and Innovation Center 4.0; mientras que la Universidad Politécnica de Querétaro (UPQ) colabora con el clúster en el tema de Smart City (ciudad inteligente).

“La industria 4.0 no es un switch, es una nueva manera de ver las cosas, una nueva manera de hacer las cosas en la industria”, asevera a su vez, Miguel Ángel Vega Rivera, director de Ingeniería Virtual y Manufactura en el Centro de Tecnología Avanzada (Ciateq).

Se trata de la automatización y un mayor control de los procesos industriales, con una retroalimentación. Entonces, añade, la robotización en las líneas de producción, los procesos de cambios rápidos, es una nueva filosofía.

“No es un switch que lo bajas y ya estás dentro, tienes diez millones de pesos y ya eres la industria 4.0”, advierte. “Esto, va incluso, desde la misma planta, en un nivel donde se considera desde el control automático, cualquier tema de desarrollo de proceso, el comportamiento, es muy amplio.”