Bajío

Proponen nuevos impuestos para el municipio de Querétaro

En la capital queretana se cobraría impuesto por el uso de inmuebles destinados a la prestación del servicio de hospedaje, por la fusión de uno o más predios y por cambio de uso de suelo.
SIRSE ROSAS
20 noviembre 2015 15:54 Última actualización 20 noviembre 2015 16:3
Rubén Álvarez

Rubén Álvarez Lacuma, secretario de Finanzas del municipio de Querétaro, durante la presentación de la Ley de Ingresos 2016.

QUERÉTARO, Qro.- El municipio de Querétaro presentó su propuesta de Ley de Ingresos 2016, en la que se incluye la creación de tres nuevos impuestos y dos derechos, que forman parte de la reingeniería tributaria de la demarcación.

Este nuevo modelo tributario busca blindar a la demarcación contra juicios de amparo presentados por la ciudadanía ante el cobro de impuestos basados en un sistema tributario inconstitucional como el Derecho de Alumbrado Público (DAP), aprovechamientos, refrendo o el Impuesto para Educación y Obras Públicas Municipales (IEOPM). 

El titular de la Secretaría de Finanzas, Rubén Álvarez Lacuma, informó que durante los primeros 10 meses del año se contabilizaron 13 mil 444 juicios, a los que se sumarán los de noviembre y diciembre, y que en total se traducirán al cierre de año en más de 500 millones de pesos.


Dentro de esta propuesta se desincorpora el IEOPM para los impuestos y derechos, que representaba el 25 por ciento adicional al gravamen.

Con esta reingeniería se busca dotar al municipio de un instrumento jurídico-fiscal que permita eficientar la recaudación, así como dar autonomía financiera a Querétaro, al presentar hoy una dependencia de los ingresos federales del 51 por ciento, contra el 49 por ciento que representan los ingresos propios.

En cuanto a las nuevas tributaciones, se prevé un “impuesto sobre el uso de inmuebles destinados a la prestación del servicio de hospedaje”, el cual será pagado por los usuarios de habitaciones de hoteles por día y habitación, y va desde los ocho hasta los 25 pesos diarios, de acuerdo al costo por noche de la habitación.

Este recurso estará etiquetado para turismo, por lo que se considera la conformación de un Consejo de Turismo y un fideicomiso, teniendo como destino final la promoción turística de Querétaro.

El “impuesto por fusión” se pagará por la fusión de uno o más predios para conformar un solo polígono, con una tarifa que representará el 50 por ciento de lo que resulte del trámite de traslado de dominio.

Asimismo, se propuso un impuesto por cambio de uso de suelo, el cual va en contra de los especuladores que adquieren predios rústicos en calidad de ejidatarios y esperan hasta que su valor se eleva para hacer los cambios, por ello, el impuesto que pagará será equivalente al 2 por ciento sobre el excedente de valor que resulte entre el último valor catastral registrado y el valor catastral actualizado.

Respecto a los dos nuevos derechos que establece la propuesta de Ley de Ingresos, uno de ellos es el derecho por la prestación de limpieza de predios baldíos, con la finalidad de brindar una mejor imagen urbana y aportar a la seguridad de las colonias del municipio.

Este derecho establece que dos veces por año, febrero y octubre, el particular debe realizar la limpieza de sus predios baldíos; ya que de no ser así, el municipio lo hará, con una tarifa de 24 pesos por metro cuadrado. En caso de no realizar la limpieza en estos dos meses, inmediatamente se aplicarán multas económicas que van de los 14 a los 50 mil pesos en una primera instancia,

La propuesta considera también la reformulación del DAP para evitar más amparos y la devolución de impuestos; esta reestructuración prevé el cobro con base en el costo que representa para el municipio proporcionar el servicio de alumbrado y no por el consumo de energía como ocurre actualmente, hecho que ha sido declarado como inconstitucional.

Respecto al impuesto predial, se establecerá un modelo de tarifa progresiva que se calculará con base a una tabulación que consta de 25 rangos dependiendo del valor de la propiedad; y podría representar un incremento de entre cuatro y cinco por ciento promedio, hasta un máximo de 11 por ciento; con sus respectivas excepciones.

Finalmente, el titular de la Secretaría de Finanzas de la Demarcación, Rubén Álvarez Lacuma, explicó que dicha propuesta representa un incremento en la Ley de Ingresos 2016 de 4.93 por ciento con respecto al año inmediato anterior, para alcanzar un monto total de dos mil 733 millones de pesos, esto es, 135 millones de pesos más.