Bajío

Planta de Goodyear en San Luis Potosí "rodará" a mediados de 2017 

Con esta planta se cubrirá 30 por ciento del mercado automotriz en México; la empresa busca proveer a GM y a las otras dos armadoras que se instalarán en el estado: BMW y Ford.
Martha Zaragoza
10 agosto 2016 8:25 Última actualización 10 agosto 2016 8:36
Goodyear

Las oficinas centrales de Goodyear, en Akron, Ohio.

SAN LUIS POTOSÍ, SLP.— A mediados de 2017 la planta de Goodyear comenzará su producción en San Luis Potosí, con la cual cubrirá al 30 por ciento del mercado automotriz en México, incluyendo las armadoras que se están instalando en territorio potosino, informó el titular de la Secretaría de Desarrollo Económico Gustavo Puente Orozco.

Dijo que la llantera ya es proveedora de General Motors, BMW y Ford, y su interés es seguirlo siendo en el estado.

La empresa producirá seis millones de llantas al año y sus neumáticos “tendrán un rin 16 o 17, lo que refleja que la producción no es tanto para vehículos compactos o económicos” expresó.


Este jueves, en Akron, Ohio, el gobernador del estado, Juan Manuel Carreras López, se reunió con Richard J. Kramer, presidente del Consejo de Administración y director general de Goodyear Tire & Rubber Company, para revisar los avances de la instalación de la planta potosina.

También sostuvieron una videoconferencia con un grupo de estudiantes de San Luis Potosí que viajaron al complejo Las Américas en Brasil, donde serán capacitados para posteriormente laborar en la planta que se construye en el WTC Industrial.

Se trata del primer grupo de jóvenes que serán preparados en las factorías de América del Norte, Sudamérica y Europa.

Kramer destacó que la planta que se instalará en San Luis Potosí será la primera en América Latina luego de 25 años de no invertir en esta zona del mundo.
Ahí, dijo, se aplicará la más alta tecnología para la fabricación de neumáticos de alto valor agregado (HVA) ,con una inversión de 550 millones de dólares.

El mandatario potosino aseguró que este proyecto generará mil fuentes de empleo directos y 5 mil indirectos, además que favorece la cadena de proveeduría de la industria automotriz que se desarrolla no sólo en México, sino especialmente en San Luis Potosí donde armadoras de primer nivel como General Motors, BMW y Ford, consolidan sus proyectos con la más alta tecnología.