Bajío

Caja Popular Mexicana pide deslindar sociedades cooperativas del caso Ficrea

Las sociedades cooperativas continúan peleando porque se distinga su figura de la de una sociedad financiera popular (Sofipo) como lo era Ficrea, institución que ha afectado la imagen del sector financiero popular en general.
SIRSE ROSAS
21 octubre 2015 11:7 Última actualización 21 octubre 2015 11:53
Ficrea

Ficrea defraudó a seis mil 800 personas. (Foto: Cuartoscuro)

LEÓN, Gto.— Las sociedades cooperativas continúan peleando porque se distinga su figura de la de una sociedad financiera popular (Sofipo) como lo era Ficrea, institución que ha afectado la imagen del sector financiero popular en general, comentó Víctor Aguiar, presidente del Consejo de Administración de Caja Popular Mexicana (CPM).

Indicó que el caso Ficrea impactó de tal forma, que hay interés de los legisladores en modificar la Ley General de Sociedades Cooperativas, pero sobre todo la Ley para Regular las Actividades de las Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo (LRASCAP) sin consulta previa del sector.

“Están midiendo de la misma manera a entes diferentes, porque una sociedad financiera popular (como Ficrea) sigue teniendo un fin de lucro a través de la obtención de utilidades; en cambio, en el sector cooperativo no es así, motivo por el que estamos exentos del Impuesto Sobre la Renta (ISR)”, explicó.


Por ello, hizo un llamado a que se escuche al sector cooperativista y se le permita continuar trabajando como hasta ahora.

“Ha sido un largo y sinuoso camino para los organismos cooperativos; no ha sido fácil, se ha luchado para lograr el reconocimiento de la figura jurídica cooperativa de ahorro y préstamo. Sin embargo, si las modificaciones se dieran, hay algunos cambios que sí impactarían a este sector. Primero que nos conozcan, para que distingan las características sustanciales, y entonces sí, si quieren legislar del brazo del sector, adelante”, recalcó el representante de la institución.

En este sentido, hizo un llamado a las personas que quieran integrarse a una caja popular a que se aseguren que la institución a la que van a confiar sus ahorros está regulada por Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

Por otra parte, comentó que pese al crecimiento que está registrando el movimiento cooperativista en nuestro país, el sector bancarizado sigue teniendo la mayor parte del mercado; mientras que en el segmento poblacional de menores recursos, la mayoría acude a las cajas populares, que actualmente registran seis millones de socios en México.

“Nada más en Caja Popular Mexicana, en el último año, se ha tenido un promedio de 11 mil ingresos al mes; ha habido meses con hasta 16 mil nuevos socios, cifra neta, descontando los que por alguna razón se ha ido”, concluyó.