Bajío

Personal capacitado en plástico, principal demanda de Samsung

El Instituto Queretano de Moldes y Herramentales podría resolver el problema de escasez de personal capacitado en el manejo de plástico; y también se prevé que favorezca la reducción de costos del sector productivo.
Samsung

Samsung produjo un millón de lavadoras en su planta de Querétaro durante el 2014. (Foto: Bloomberg)

QUERÉTARO, Qro.— La llegada del Instituto Queretano de Moldes y Herramentales vendrá a favorecer no sólo la atracción de inversiones, sino a dar impulso a las que ya se encuentran instaladas y que demandan personal capacitado entre su plantilla laboral, indicó el vicepresidente de Samsung Electronics, Venancio Pérez.

Señaló que en el caso de Samsung, la mayor demanda se presenta en este rubro, ya que no se encuentra personal capacitado en la región, por lo que la empresa debe entrenar a los trabajadores, aunque estos luego son atraídos por otras compañías una vez que ya están capacitados.

Otro de los beneficios que podría generar el instituto, dijo, es que favorecería la reducción de costos en el sector productivo, y aunque aún no se tiene una estimación de a cuánto podría ascender, tan solo en su caso un refrigerador se compone en un 80 por ciento de plástico.


“Internamente contamos con un taller y un área específica de moldes, tanto para el desarrollo como para el mantenimiento, por lo que la demanda sería de personal capacitado”, capacitación que desarrollaría Samsung dentro de este instituto, comentó.

Además, estará sumándose a las compañías que aportarán equipo para la instalación del instituto, en donde entregará equipo de proceso.

Por otro lado, el vicepresidente de Samsung Electronics informó que la compañía cerró el 2014 con un alza del 15 por ciento en ventas, impulsadas principalmente por el Buen Fin en México y el Black Friday en Estados Unidos.

En cuanto a la producción, precisó que se pasó de fabricar 30 mil refrigeradores y 30 mil lavadoras a la semana, a 36 mil de ambos productos, dinámica que se mantuvo hasta la segunda semana de diciembre, cuando la producción regresó a su normalidad.

En total, durante el año pasado la compañía produjo un millón de lavadoras y un millón de refrigeradores en su planta de Querétaro, y sus estimaciones para este año es lograr un crecimiento de entre 8 y 10 por ciento en la producción.

En cuanto a la situación económica actual, aseguró que la afectación para la empresa ha sido mínima, aunque sí ha provocado restricciones y algunos problemas sobre todo en las exportaciones hacia los países latinoamericanos, a los que les ha afectado directamente el panorama global.