Bajío
opinión

Panorama de la medicina tradicional

Carmen Téllez, catedrática del Tec de Monterrey, campus Querétaro, nos presenta un panorama de la medicina tradicional en estos tiempos.
*Carmen Téllez Pérez
02 noviembre 2017 9:18 Última actualización 02 noviembre 2017 9:18
Hierba santa

(Bloomberg/Archivo)

La medicina tradicional es reconocida hoy como un recurso fundamental para la salud de millones de seres humanos. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación (FAO), se calcula que dos terceras partes de la población mundial recurren al uso de plantas medicinales. La flora del planeta alcanza alrededor de 400 000 especies, dentro de las cuales aproximadamente el 10% se utiliza en medicina tradicional en el mundo, y sólo en 1% de ellas se ha demostrado su valor terapéutico mediante estudios científicos.

México alberga una proporción importante de especies con propiedades medicinales de uso popular. De hecho, se estima que alrededor de 4,000 especies de plantas con flores (aproximadamente 15% de la flora total) tiene atributos medicinales. Sin embargo, sólo en un 5% de ellas se ha llevado a cabo la validación química, farmacológica y biomédica de los principios activos.

Por otro lado, se estima que anualmente en todo el mundo se facturan 60,000 millones de dólares por concepto de comercialización de medicinas de patente elaboradas con plantas medicinales, siendo Estados Unidos de América, Alemania, Japón, Singapur, Francia, Países Bajos, Arabia Saudita, Reino Unido, Hong Kong y España los 10 países que concentran el 61% del total de las importaciones de plantas medicinales.

Si bien en América Latina el uso de plantas medicinales es un componente importante de sus poblaciones indígenas, la falta de conocimiento científico acerca de los principios activos de las mismas, no ha permitido a sus países favorecerse de las ventajas que otorga tener una gran diversidad de especies vegetales.

Una sola planta medicinal puede contener de ocho a diez principios activos, lo que indica la complejidad y riqueza bioquímica que existe en la naturaleza. Por ello, a fin de aprovechar al máximo las bondades de estos compuestos, es importante echar mano de la biotecnología, genómica, bioinformática, nanotecnología y otras especialidades que permitan identificar la composición de las plantas medicinales.

*La Dra. Carmen Téllez Pérez es profesora Investigadora de la Escuela de Bio-Ingenierías (EBI) Del Tecnológico de Monterrey Campus Querétaro.