Bajío

No "cuadran" las cuentas en la capital queretana

Las nuevas autoridades municipales detectan un déficit de 407 mdp; quedan en las arcas menos de la mitad de lo que se ejerció en los últimos trimestres de 2013 y 2014. 
SIRSE ROSAS
09 octubre 2015 7:40 Última actualización 09 octubre 2015 7:48
Centro cívico Querétaro

Centro Cívico. El gobierno municipal de Querétaro implementará un presupuesto con base en resultados. [Archivo]

QUERÉTARO, Qro.— El municipio de Querétaro ha detectado un déficit financiero de 407 millones de pesos, los cuales representan parte del recurso que la propia operatividad de la administración demanda para el cierre de año, informó el secretario de Finanzas municipal, Rubén Álvarez Lacuma.

Detalló que lo que actualmente se encuentra en las arcas del municipio, no corresponde al comportamiento del gasto que tuvo la administración anterior en el último trimestre del año durante los dos ejercicios previos -en los que estuvo al frente Roberto Loyola-, cuando se ejercieron 859 millones en el último trimestre de 2013, y 963 millones de pesos en el de 2014.

“A partir del primer día, se inició una revisión minuciosa de toda la información financiera del municipio, con el objeto de corroborar todos y cada uno de los rubros señalados en la entrega recepción, determinándose así la existencia de un déficit presupuestal que asciende a 407 millones de pesos”.


De acuerdo con datos de la secretaría, en remanente de gasto actualmente se registran 456 millones de pesos y se prevé obtener ingresos durante este periodo por dos mil 984 millones, lo que suma recursos disponibles por tres mil 440 millones para el último trimestre.

Sin embargo, la proyección de egresos se ubica en tres mil 372 millones, a lo que se añade el presupuesto no asignado por 133 millones y los pasivos contingentes por 342 millones de pesos, lo que suma en total tres mil 847 millones, es decir, 407 millones más de los recursos con que se contará.

Anunció que se ejercerán acciones inmediatas, como la implementación de un plan de austeridad y disciplina presupuestaria, así como ajustes a algunos capítulos de gasto como servicios personales, y la enajenación de bienes muebles e inmuebles no estratégicos.

Se buscará, dijo, contener el gasto, encauzándolo a necesidades prioritarias del municipio, como seguridad pública, servicios públicos, desarrollo social, infraestructura y movilidad.

Asimismo, se eficientará la recaudación de los ingresos propios, y se implementará un presupuesto basado en resultados.